Archivos de la categoría ‘Efectos’

El Efecto Trece y otros conceptos

04/05/2010

 

En muchas ocasiones nuestras “frikadas” nos pasan factura. Muchos lo negaréis (o no), pero todos solemos tener un código, una palabra o una frase clave con varios amigos. Pero lo que nos ocurre muchas veces es que las usamos en contextos distintos y las personas de nuestro alrededor nos juzgan con caras extrañadas pensando “qué mal estamos de la cabeza”. Las Chicas de Con Series y a lo Loco, como no íbamos a ser menos, las tenemos en muchos ámbitos. En el apartado televisivo son numerosas, destacando especialmente los motes a personajes o profesionales. Y de añadido, gracias a las “pintas” de muchas actrices en actos públicos, como son las galas de entrega de premios, hemos creado nuestro diccionario de términos en el apartado de moda. Para que entendáis nuestra jerga fashion, aquí os dejamos los esenciales:

El Efecto Trece

Olivia Wilde y el efecto Trece

Olivia Wilde y el efecto Trece

Éste es, sin lugar a dudas, nuestro concepto preferido. Sin el efecto trece nos seríamos nadie. Sin el efecto trece nada en el mundo tendría sentido….

La pasada edición de los premios Emmy fue el día fundacional de este gran término. Su creadora: Olivia Wilde. La doctora Thirteen (o doctora Trece) llevó un vestido que, aunque su parte delantera intentaba ser original al combinar la transparencia y el tejido blanco, observar la parte trasera fue toda una experiencia. Una larga cosa metálica le recorría toda la espalda: Wilde era una cremallera andante.

En ese momento, tras asimilar el modelito, uno piensa y llega a la conclusión de que en la vida todos tenemos un tope máximo y, en el apartado de moda, es llevar la peor elección de todas en una entrega de premios donde estás en el ojo de mira y crítica de especialistas y fans. Lo positivo de este asunto es que si ya has pasado el trance, como es el caso de esta actriz que copa la lista de las más deseadas en las revistas masculinas, cualquier vestido que lleves después, aunque sea una sábana, será un orgullo porque la mala elección de tu vida ya se hizo y es cosa del pasado. Éste es el efecto trece y Olivia Wilde ya ha pasado por esa fase. Ahora la ves y siempre te parece que va monísima tanto a una gala como a ir a comprar el pan.

Sus compañeras en House MD, a nuestro entender, también han sufrido en carnes el efecto trece: la gran Lisa Edelstein (Cuddy o “caradehombre” -en broma-), siempre va muy digna, pero en los últimos Emmy también tuvo su noche. Ese maquillaje, ese peinado y ese vestido con tanta cola no le ayudaron nada (aquí, la prueba). Lo mismo le sucedió hace unos meses a Jennifer Morrison (Cameron). La pobre, llevaba con orgullo un vestido que le regaló su novio Amaury Nolasco, pero por dentro seguro que decía: “Jacob, llévame pronto”.

Renée y Úrsula comparten ropa

Renée y Úrsula comparten ropa

Antes de pasar a otros de nuestros términos, queremos detenernos en el apartado de cine: la elegida ha sido Renée Zellweger. Renée siempre ha ido e irá perfecta vestida de Carolina Herrera. Pero, esta simbiosis entre actriz y diseñadora nunca puede ser perfecta al cien por cien. El vestido en cuestión que vemos en la fotografía está sacado directamente del armario de la malísima Úrsula de La Sirenita. Pero, Renée, no te preocupes,  has superado el efecto trece y ya, por siempre jamás, lucirás bien.

Otros términos. Breves, pero intensos

Valle de Elah

Lively y su valle

Lively y su valle

 Valle de Elah o escote en forma de V que te quita el aliento y que como sea más pronunciado da la vuelta al vestido. El ejemplo que confirma la regla: Blake Lively (Gossip Girl) y sus modelitos.

Modo descongelado

Jennifer Love Hewitt, despechugadora oficial

Jennifer Love Hewitt, descongeladora oficial

“La Jenni” o “la de las orejas” es nuestra nominada y la creadora de este efecto: enseñando siempre más pechuga de la cuenta, “descongelando” en todo momento con sus vestidos o camisetas escotadas. No hace falta que nos vayamos muy lejos para ver una prueba, ya que en su serie (Entre Fantasmas)tenemos cientos de ejemplos. La Hewitt es la descongeladora oficial del reino.

Modo hervido

El modo hervido en todo su esplendor

El modo hervido en todo su esplendor

Es el modo descongelado pero llevado al máximo extremo y Christina Hendricks, la mujer más sexy según la revista Esquire, siempre cumple dentro y fuera de Mad Men. Porque tanto despechugue no es bueno, que luego nos resfriamos.

Modo objeto  

Fey, Meester y el modo objeto

Fey, Meester y el modo objeto

El modo objeto es muy común, porque a veces tu vestido en vez de hacerte bonita te hace parecer algo que supera la barrera de lo humano. Hay numerosos ejemplos, pero los que más nos han tocado nuestra fibra criticona han sido el modelo toalla-nudo marinero de Leighton Meester (Gossip Girl) y el modelo lámpara de Tina Fey (30Rock) en los Oscar. 

Modo novia 

¿Y las damas de honor?

¿Y las damas de honor?

Vale, éste es el modo más común de todos, pero en todas las galas siempre se deja caer alguien que quiere ser la novia de turno esté o no casada. Nuestra querida Kyra Sedgwick quiso sentirlo de nuevo. Ay Kyra, y a tu Brenda de The Closer que le dan miedo los compromisos…. 

La reina del mal gusto 

Y eso que van con el modelo bueno...

Y eso que van con el modelo bueno...

Para terminar os dejamos las reinas del mal gusto. A éstas ni efecto ni centro de desintoxicación. El mal gusto viene de fábrica… Sarah Silverman (The Sarah Silverman Program), Patricia Arquette (Medium) Kaley Cuoco (Big Bang Theory), Glenn Close (Damages, descanse en paz) o Bai Ling (sí, la de los tatuajes de Jack en Lost), entre otras muchas más, son maestras en este arte. Seguro que a vosotros se os ocurren muchas más reinonas, pero tampoco es plan de aburrir y horrorizar al personal. 

Pues nada, aquí acaba nuestro primer acercamiento a términos fashion en Con Series y a lo Loco. Puntualizaciones, críticas, comentarios, etc siempre serán bien recibidos. Eso sí, esta entrada la hemos hecho desde nuestra humilde opinión bromista, así que esperamos que nadie haya salido herido en el intento. 

PD: Os invitamos a que descubráis otro apartado de efectos dedicado al Efecto Kuliet. ¿Qué es? Pincha y refresca la memoria.

Los efectos de La Isla: el fenómeno Kuliet

02/04/2010

Todos sabemos que La Isla de Lost tiene efectos sobre las personas que llegan a ella: a Rose le curó el cáncer, a Locke la parálisis… Pero hay otros personajes en los que estos efectos no son tan evidentes y, sin embargo, sólo hay que pararse a pensar un poco para darse cuenta. Esta vez nos fijaremos en dos en los que esto puede apreciarse muy claramente: Kate (Evangeline Lilly) y Juliet (Elizabeth Mitchell). Y para demostrar esta teoría, he elaborado tres vídeos ilustrativos. Sintiéndolo mucho, están en inglés sin subtitular, pero, si habéis visto la serie, sabréis qué situaciones son.

El resumen (por si no os queréis leer todo el post) sería este cutre-gráfico (lo siento, pero no tengo Photoshop ahora mismo) tan simple de aquí abajo:

Es decir, mientras que una pasó de ser una chica “de acción” a ser más bien pavi, la otra hizo el camino inverso: pasar de ser una sosa sin iniciativa a partir la pana en la isla.

Empezaremos por la primera a la que conocimos: Kate Austen. Si pensamos en sus flashback, la vemos como una chica activa, que se dedica a repartir leña por doquier y se toma un poco la justicia por su mano. Sin embargo, en la isla… ay, Kate, Kate… se ha convertido en uno de los personajes más cansinos y que menos aporta a toda la trama. Se ha dedicado, durante seis temporadas, a no tener más ocupación que ser una veleta: ahora me gusta Jack, ahora me gusta Sawyer, ahora beso a Jack, ahora me tiro a Sawyer, ahora veo caballos, ahora le lloro a Jack por walkie-talkie… Y en esta última temporada, ya ni eso, ahora se dedica a ir como una zombi siguiendo al primer líder que encuentra, sin plantearse nada ni tener ningún papel activo en todo el asunto. Lo único por lo que me interesa de ella hoy por hoy es por saber si Claire (gran personaje de la sexta, por cierto) la va a matar o no. La actriz dijo que en esta temporada a su personaje se le iba a dar un giro… lo que no sabemos es si a mejor o a peor. Dan ganas de decir: “Kate, tía, tú antes molabas”. Y, sin más, aquí va el vídeo que intenta demostrar esta teoría.

Sí, es cierto, también sabe seguir rastros, y eso ha sido algo muy útil a lo largo de las temporadas, vale… ¡pero hasta Shannon tenía una habilidad (hablaba francés) y no por ello se le consideraba vital en la trama!

Por otra parte, tenemos a la doctora Burke. En sus flashback… era otra persona, todo candidez y lágrimas. Podemos ver incluso rasgos físicos que eran distintos en ella: ese pelo rizado y la voz, que se le ponía como de ratoncillo, eran las señas de identidad de OldJuliet, ésa que se tomaba tranquilamente el zumito cargado de tranquilizantes que le daban unos desconocidos, que en vez de llevarla a la isla igual le podrían haber sacado los órganos y ella no se hubiese enterado de nada. Sin embargo, cuando llegó a ese muelle, la isla le regaló aquello que a Kate le había arrebatado: carácter. Después lo mismo te hacía un sandwich que te liberaba de un submarino a golpe limpio. Por no hablar de su labia. Con tres frases dejaba plantado en el sitio al mismísimo Sawyer. Para muchos, se convirtió en la figura femenina fuerte que le faltaba a la serie (tras la marcha, quizás, de Ana Lucía, que tampoco es del todo un buen ejemplo, porque muy bien no estaba la mujer de la cabeza…). Veamos, pues, algunos momentos ilustrativos de esta teoría:

Vale, lo admito, también tuvo momentos de debilidad, en los que te daban ganas de tirarle una piedra a la cabeza (el más destacado, ése “Ben cree que soy suya, Jack, te echo una lagrimita y te digo que te alejes de mí para conseguir que me protejas” que podéis ver en Youtube) pero son los menos, sobre todo si los comparamos con antes de que se decidiese a marcharse a “Portland”

Y el último vídeo propio, algo más corto, intenta reforzar la idea de este post, con escenas de las dos juntas:

Si pensáis que esto está exagerado, y que si hubiese elegido otros fragmentos el resultado sería distinto… pues estáis en lo cierto. Pero bueno, a grandes rasgos, es fiel con la realidad. Ah, y en los viajes en el tiempo y los flashsideways, como la ubicación de cada una ya no está tan clara, podemos ver que sus respectivos caracteres se hacen un poco más indefinidos.

Kuliet, la mejor pareja de Lost.

Por último, siendo una entrada sobre estos dos personajes, no podía faltar una referencia a la que nuestra bloguera Elsa y yo consideramos que es la mejor pareja de la serie. Si algunos son fan de Skate (Sawyer+Kate), Jate (Jack+Kate) o Suliet (Sawyer+Juliet), nosotras somos fans de Kuliet, Kate y Juliet, desde que vimos el capítulo en el que están esposadas (Left Behind). ¡Qué miraditas se echaban!

Sí, es una broma, pero muchos fans han hecho vídeos sobre ellas como pareja (os sorprendería ver de qué parejas tan extrañas se pueden encontrar vídeos). Nosotras teníamos uno favorito, pero Youtube nos lo arrebató (aún no lo hemos superado), así que pongo otro que también nos gusta mucho. No tiene desperdicio:

Y ahora, los fans de una y de otra, podéis matarme.

[Gracias muy especiales a Irene Vega - @acheaerreu - por hacer posible que esta entrada tenga imágenes ;)]


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.