Posts etiquetados ‘Bones’

¿Qué fue de… la gente de Roswell?

11/05/2010

A menudo hablamos de las series que marcaron nuestra adolescencia, esas series que en un segundo visionado no resultan ser tan buenas, pero a cuyos protagonistas seguiremos allá donde vayan… Sucede con series como Embrujadas, Popular o Dawson Crece.  En las que no pensamos tanto es en aquellas series que por nuestro país pasaron sin pena ni gloria, que veíamos de vez en cuando si alguna amiga fan nos obligaba. Sin embargo, echando la vista atrás podemos encontrar en estas series pequeñas minas en las que descubrimos el oscuro pasado de alguno de los actores más exitosos de la televisión actual.

Es el caso de Roswell, una serie que quizás no valga demasiado (esto dicho siempre desde el cariño), pero a cuyo reparto conviene echar un vistazo. Pero empecemos por el principio: la serie trata sobre un grupo de extraterrestres que, ocultos bajo su aspecto de guapísimos adolescentes norteamericanos, tratan de llevar una vida “normal” en el pueblo de Roswell, en Nuevo México. Por supuesto, otros tantos adolescentes humanos los descubren, y les ayudarán a ocultar su secreto mientras el líder de los aliens y una joven humana viven una historia de amor.

Hasta aquí, nada extraordinario. Pero, ¿quiénes son estos personajes? El alien nº1, Max Evans, era interpretado por Jason Behr (actor cuyas orejas me tienen fascinada), que había aparecido en algunos capítulos de Dawson Crece pero que no volvió a hacer televisión después de Roswell. El alien nº2, Isabel Evans, estaba interpretado por la mismísima Katherine Heigl, ex-diva televisiva y actual estrella de la comedia romántica. Así es, Izzie Stevens tuvo su paso por la ciencia ficción antes de ser llevada al estrellato por nuestra amada Shonda Rhimes. Llegamos al alien nº3: Tess Harding, la “mala” que quería ligarse a Max, era interpretada por Emilie de Ravin, a la que tenemos el placer de ver completamente transtornada en Lost. De todos, es la más difícil de reconocer, porque perdió para interpretar a Claire Littleton esa cara de agria que lucía en Roswell. Finalmente, el alien nº4 era interpretado por Brendan Fehr, al que vimos en Bones como Jared, el hermano pequeño de Booth. También ha sido compañero de uno de los actores de los que luego hablaremos en CSI: Miami.

Porque los aliens también tienen derecho a casarse

En el apartado de los humanos, tenemos como protagonista a Shiri Appleby como Liz Parker, una especie de Lana Lang venida a menos. Si le echáis un vistazo, podréis reconocer en ella a la Cate Cassidy de Life Unexpected, esa serie que las chicas de Con Series y a lo Loco nos ha resultado imposible seguir por lo difícil que resulta diferenciar a los adultos de los adolescentes. Y si Mrs. Appleby era el interés amoroso de Mr. Behr, ¿quién acabó con Izzie Stevens (lo siento, pero siempre será Izzie haga lo que haga)? Pues mi querido Adam Rodriguez, el Eric Delko de CSI: Miami que recuperó su vena cómico-romántica en la última temporada de Ugly Betty. No os perdáis la cara de tontorrón que tenía de jovencito casándose con la Heigl. Nos reservamos una última mención para Julie Benz, esposa de Dexter Morgan y personajillo de trama dudosa (no queremos meter spoilers) en Mujeres Desesperadas,   que apareció en tan solo siete episodios de Roswell, pero a la que tengo que mencionar en honor a mis compis Elsa y Pilar por el odio que su vocecilla les provoca.

El aspecto actual de algunos de los protagonistas de Roswell

Estos son sólo algunos de los actores que pasaron por Roswell y han “pasado a mejor vida”, literalmente, al llegar a series de éxito en la actualidad. Por supuesto que quedan muchos más, y si alguien se acuerda, para eso está la sección de comentarios. Antes de terminar,  os recomiendo un paseo por IMDB para deleitaros con los modelitos maravillosos que se lucieron en esta serie, como las camisetas de cuero de la Heigl y el pelo sucio de Emilie de Ravin, que no llega a los niveles actuales de Lost (cualquier día esa masa tomará vida propia), pero es interesante.

Volveremos próximamente con más series-cantera como ésta…. ¿alguna sugerencia?

Meme: Y si te vi… ni me acuerdo.

17/04/2010

Aunque con un poco de retraso, por fin hemos conseguido hacer el meme que propuso el otro día Antara (a veces es difícil escribir estas cosas entre tres). El tema era “series que hayas abandonado”. Como, al ponernos a hacerlo nos dimos cuenta de que, dentro de haberlas dejado había grados, las hemos dividido en tres categorías. Y, sin más, ahí van:

Series abandonadas.

[Nerea] Gossip Girl: fui la primera de las chicas de Con Series y a lo Loco en verla, y también la última en abandonarla. Aguanté fiel contra viento y marea, pero esta temporada estaba taaan floja que no fui capaz de reengancharme a la vuelta del parón. Cuando lo único que te mantiene viendo la serie es Chuck Bass y se vuelve aburrido (tipo Sylar pero a otro nivel)…. pues está claro. No sé, puede que sufran de agotamiento de las tramas.

[Nerea] Accidentally on Purpose: buscando una comedia ligera que tapara el hueco de la superficial pero muy amigable Samantha Who, me encontré, “casi sin querer”, con esta serie. ¿Las razones? Ashley Jensen, mi querida Christina de Ugly Betty, y Jenna Elfman, a la que recordaba vagamente de Dharma y Greg (sí, losties, habéis leído bien: Dharma era su nombre), además de Grant Show, que me había dejado muy buen recuerdo de Swingtown (aunque no tanto de Private Practice)… Me equivoqué. Soporto las comedias flojillas, pero esto era demasiado. Una bastante pobre construcción de personajes, con chistes malotes y sí, un chico mono, pero estoy de la crisis de la mediana edad femenina hasta el cogote (que se lo digan si no a mi querida Courteney Cox). Greek ocupa ahora su lugar en mi corazón :P

[Elsa] The Mentalist: La serie me enganchó en los capítulos iniciales de la segunda temporada con la incorporación de Bosco, el amorío Van Pelt/hombros abiertos y Rigsby y el “intento” de renovación y mejora de Lisbon/ojopeido. Luego nos dieron más de lo mismo (vamos, nada de Red John hasta que me a mí me apetezca). Son muchas las tentaciones de darle carpetazo, pero la he dejado aparcada (a la espera de la season finale …). No sé si será nuestra última temporada juntos, querido Simon Baker. Siempre serás la razón por la que viera tu serie, y ahora ni eso… Menos mal que Castle ha sido tu sustituta (no sé si llegaré a tener el mismo problema existencial que con The Mentalist… cruzo los dedos para que eso no me pase). Esa serie, sin ningún tipo de aspiración en la vida ni con un Red John como as en la manga, es la candidata perfecta para el puesto que me quedaba vacante tras mi ruptura con la serie de la CBS: un procedimental cómico-dramático. Además, Fillion y su familia me tienen enamorada y hasta Beckett me está ganando muchísimo. Lisbon, aplícate el cuento.

[Nerea] Private Practice: nunca la llevé al día, pero siempre acabo recuperándola…. Creo que fue culpa de la depresión de Violet, pero hace muchas lunas que no la he visto. Eso sí, no descarto volver a verla, cuando me canse de alguna otra…

[Nerea y Pilar] Cougar Town: no es que esté abandonada realmente, sigue en nuestra conciencia y sabemos que la volveremos a retomar. Pero es tan facilona, nos aportaba tan poco y teníamos tan poco tiempo que se quedó aparcada… pero volverá.

Intentos frustrados.

Life Unexpected: pero, ¿ESTO QUÉ ES? Con sólo ver el piloto dictaminamos: Padres insoportables+niña atontada y sabelotodo+tramas simplonas = LUX fue peor de lo “expected”. Puntazo positivo: gracias a @Adriii conocimos la gran BSO que tiene esta serie (quizás lo único salvable…) 

FlashForward: Empezó con mal pie al ser apodada “la sucesora de Lost“. Quizás ése fue el problema: se esperaba mucho de ella , y no llegó al listón… Con todo el potencial que podía tener, pero eligieron al odioso Shakespeare in Love (que siempre lo será) y ya todo estaba perdido. Cuesta abajo y sin frenos. Las chicas de Con Series y a lo Loco aguantamos 3 episodios. Descanse en paz… 

 [Elsa] White Collar: capítulo piloto interesante, pero, por muy cañón de protagonista que tuviera, no me compensaba añadir más series de casos, que tenemos overbooking. En otra ocasión, nos veremos :)

[Pilar] Cómo Conocí a Vuestra Madre: Todo el mundo me hablaba tan bien de esta sitcom, con amenazas incluidas y “no tienes perdón” (incluso gente que no suele ver series) que decidí darle una oportunidad. Y lo intente, juro que lo intenté. Aguanté 10 capítulos. Más o menos igual que cuando intenté ver Friends de seguido. Y creo que he detectado el problema: las risas de lata me superan. Y, de hecho, me gustan bastante esas series… pero para verlas por la tele, cuando pillo un capítulo. No sé si alguna vez conseguiré ver alguna de seguido. La opinión de Elsa y Nerea, que la siguen al día, la tienen más abajo.

Series que están en la cuerda floja.

 Weeds: La última temporada nos dio ganas de pegarnos un tiro. Aguantamos porque adoramos a Celia Hodes, El Andy y los niños… Aunque, si sigues así, Nancy, seremos nosotras las encargadas de matarte para acabar con este sufrimiento. ¿Un palazo al estilo de Shane, quizás?.

 [Elsa y Pilar] Grey’s Anatomy: la serie no va a ningún lado, y nos da rabia tras unos experimentos interesantes al inicio de temporada. Vamos a darle un punto de confianza porque nos lleva acompañando muchas temporadas. Pero hay veces que ni Callie, ni los puntos cómicos de Arizona ni Bailey nos compensan para seguir viendo la serie. Hasta Yang nos ha abandonado… Sin embargo, parece que las dudas son sólo algo de 2/3 de Con Series y a lo Loco, Nerea sigue fiel.

[Elsa y Nerea] House MD: algo parecido nos pasa con House MD. Ni los capítulos centrados en los grandes secundarios (Wilson y Cuddy) y ese enorme inicio de temporada hacen que merezca la pena seguir aguantando una serie demasiado estirada. David Shore, por mucho que te duela, es posible que Greg quiera jubilarse ya. Hugh Laurie te lo agradecerá.

[Elsa y Nerea] Cómo Conocí a Vuestra Madre: ¡Queremos conocer a la madre ya! Ni Barney ni Lily consiguen ya que los capítulos merezcan la pena. ¿Por qué ya no nos reímos tanto contigo? Ains…. ni con números musicales lo arreglan.

[Elsa y Nerea] United States of Tara: Es pronto para decirte adiós, pero estos capítulos iniciales no nos terminan de convencer. Ahora que todos conocemos sus personalidades de cabo a rabo, es posible que se haya perdido la baza de la serie y de la protagonista (enorme Collette). Elsa: ¡Quiero más Charmaine ya! / Nerea: están tan rompedores, tan rompedores… que acabarán con mi paciencia. Pilar, sin embargo, aunque se mantiene a la expectativa, no tiene ninguna duda sobre si dejarla.

*Elsa tiene una relación algo inestable con Bones, que no hemos sabido clasificar, en la que se dejan y se recuperan periódicamente, sin responder a una lógica muy clara.

Firma invitada: CSI: Cómo Ser Investigador (en televisión)

21/03/2010

“Hola, soy Estel y soy adicta a las series de investigación policial” … Uf, dicen que el primer paso para resolver un problema es reconocerlo, y esta es mi confesión: desde pequeña estoy truly, deeply, madly in love con este tipo de series, libros y películas. Me gusta más investigar un crimen que a un tonto un lápiz y gracias a que mis amigas y dueñas y señoras de este gran blog me dan la oportunidad os voy a explicar por qué.

El equipo de Diagnóstico Asesinato

Ya de pequeña (realmente pequeña) empecé a ver Diagnóstico: Asesinato ¿os suena? ¿no? Buena señal, significa que fuisteis niños normales con preocupaciones normales como saber cuándo narices iba Son Goku a derrotar a Celula. Pues bien, os ilustro: Diagnóstico: Asesinato es, a mi entender, la abuela de CSI, ya que su protagonista, el doctor Sloan (sí, igual que el de Anatomía de Grey, no es broma), era una especie de médico todoterreno que lo mismo hacía una autopsia que le arrancaba confesiones a un peligrosos asesino con el fonendoscopio aún colgado del cuello. Más o menos como Grissom y su troupe de científicos con pistola (sinceramente, si todos los forenses son tan eficaces como la serie nos los pinta, ¿cómo es que sigue habiendo policías en Las Vegas, Miami y Nueva York?).

Cuando dejaron de emitir Diagnostico… me pase a las series de tipos duros, como L.A. Heat, un bodrio donde la manida pareja de poli negro “gracioso” /poli blanco ligón imponía la ley en las duras calles de Los Angeles con metodos poco ortodoxos y muchos coches destrozados por capítulo. También pasé por la etapa Equipo A, enamoraíca de Fénix, claro. El coche fantástico (todavía no sé cómo el pobre coche aguantaba al pesado de Michael Knight) lo simultaneé con la reina de las series de tipos duros: WALKER, el ranger de Texas, donde se repite pareja blanco / negro, aunque ni el uno era gracioso ni el otro rompía corazones, más bien dientes a patadas (parece mentira que Chuck Norris ande ya por los 70…).

Ya evolucioné yo en mis gustos y las series en calidad y pasamos a los polis con  “manías” o traumas varios: tenemos al señor Monk y todos sus múltiples TOCS (Trastorno Obsesivo Compulsivo); a Charlie Crews y sus manzanas en Life; a Patrick Jane (lo sé, no es poli, pero es mas listo que toda la comisaría junta) y sus ansias de venganza en The Mentalist

Horatio Caine, líder del CSI Miami

Horatio Caine, líder del CSI Miami

Y también tenemos las series procedimentales. CSI es el alma mater. Su éxito hizo posible que muchas otras series de ese estilo florecieran. Eso nadie lo niega, aunque a estas alturas en Las Vegas se echa de menos a Grissom, Nueva York no acaba de calar y Miami … ¿por qué es todo tan anaranjado en Miami? ¿No saben usar el filtro de la cámara? Pero me gusta Horatio, mi jefe favorito. Bones funciona muy bien: en CSI se acaba por hacer denso tanto drama y tanta prueba, pero la química entre Booth y Brennan y los puntazos del resto del equipo consiguen aportar un tono de comicidad que se agradece (lo que también se agradecería es que la trama avanzase un poco, un poquitito al menos, por favor… que está muy estancado ya todo).

Mentes Criminales, versión renovada

La “rarita” del grupo es Mentes Criminales: con algunos capítulos que llegan a los 20 millones de espectadores es uno de los buques insignia de la CBS y supo salvar muy bien la marcha de dos de sus actores, especialmente Mandy Patinkin (a.k.a el líder de los “aparecidos” en Tan muertos como yo, su trabajo televisivo más reciente pre – Mentes Criminales) como Jason Gideon, el sabio supervisor del grupo de criminólogos que fue sustituido por el, a mi modo de ver, más carismático y tranquilizador Joe Mantegna como David Rossi. Lo que la hace especial es, aparte de la dureza de algunos de sus episodios (uno de ellos recuerda sospechosamente a las películas de Saw), el hecho de que para hallar al asesino no necesitan ADN ni huellas dactilares: ellos analizan la conducta del criminal para dar con él a través de su perfil psicológico. La pega: le pasa como a Agatha Christie, que empieza  a repetirse.

Y tras este breve pero intenso repaso por la historia de las series policíacas he llegado a la conclusión de que tengo que ver más telenovelas si no quiero empezar a mirar a la gente con cara de sospecha cuando vaya por la calle.

Estel


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.