Posts Tagged ‘Mujeres Desesperadas’

Cinco parejas de actores televisivos que me dan la vida

31/07/2012

Cuando una pareja que lleva mucho tiempo junta y ha formado una familia entra en crisis y se plantea separarse, suele pesar mucho el “hazlo por los niños”. Ante la (relativamente) reciente y (aparentemente) imparable riada de divorcios/rupturas de actores televisivos con relaciones estables (Courteney Cox y David Arquette, Peter Facinelli y Jennie Garth, Michael C. Hall y Jennifer CarpenterPatricia Arquette y Thomas Jane, Bradley Whitford y Jane Kaczmarek…), quiero hacer un alegato para que, en estos casos, también entre en juego el argumento “hazlo por los fans”. Y es que hay parejas de televisivos que llevan ya tantos años juntos y son tan adorables que representan la pura esencia del amor, y sus separaciones nos supondrían tal trauma que los que tendríamos que ir de psicólogos seríamos nosotros.

Además, a menudo coincide que estas parejas tan estables tienden a ser menos mediáticas, de hecho hay gente que no sabe que están juntos aunque lleven años casados e incluso tengan hijos. No se dedican a vender portadas, sólo a ser adorables, como concepto, ¿será ésta la clave de la estabilidad? Hemos seleccionado a cinco, ordenadas según el número de años de sus relaciones, pero contadnos vosotros cuáles añadiríais, a ver si vencen en adorabilidad a las nuestras.

Taran Killam y Cobie Smulders

8 años de relación. 1 hija.

Una de las parejas más discretas y/o menos conocidas de la actualidad, quizás porque él no era aún famoso cuando empezaron a salir. Todos nos enteramos del embarazo de Cobie Smulders cuando Cómo conocí a vuestra madre tuvo overbooking de embarazadas, pero no sabíamos quién era el padre de la adorable criatura, y fue un shock enterarnos a posteriori de que el hombre que este septiembre, tras tres años comprometidos, va a convertirse en el marido de Robin Scherbatsky es nada menos que Taran Killam, una de las estrellas del actual Saturday Night Live, al que hemos visto ponerse en la piel de Brad Pitt, Ashton Kutcher o Michael Cera, entre muchos otros. Pero antes de incorporarse al programa, ya le habíamos visto en varios capítulos de la serie de su futura esposa, en el cortito papel de Blauman, compañero de trabajo de Barney y Marshall. Según Cobie Smulders, la hija de la pareja, Shaelyn Cado, que ahora tiene tres años, está más emocionada que ellos mismos por la boda. ¡Qué adorabilidad!

*

Amy Poehler y Will Arnett

12 años de relación. 2 hijos.

“Probably the best thing that’s ever happened to me is Amy”. Will Arnett

Dos de los actores cómicos televisivos más queridos de la actualidad – ella pasó de estrella en el Saturday Night Life a aún más estrella en Parks & Recreation, y él ha protagonizado Arrested Development y, ahora, Up All Night, sin olvidar el divertido papel recurrente que tiene en 30 Rock – Amy Poehler y Will Arnett parecen demasiado perfectos para estar juntos, pero lo están. Desde hace 12 años. Y tienen dos retoños tan adorables como ellos para demostrarlo. Además de aparecer juntos en varias películas, él pasó por Parks y ella pasó por Arrested Development, ambos interpretando a intereses amorosos del otro. Tanto fuera como dentro de las pantallas, son de las parejas más divertidas que hay, y no lo digo sólo yo, lo dice Ben Stiller.

Debajo, un vídeo en el que demuestran su adorabilidad, lo divertidos que son, y, de paso, dan la mejor entrevista en una alfombra roja EVER:

*

Nick Offerman y Megan Mullaly

12 años de relación.

“When your wife is a legend of comedy, you have to be a huge jackass not to assume the student role”. Nick Offerman.

A ella la amamos porque es Karen, la gran diva de Will y Grace (con el permiso de ‘Just Jack’), y a él porque es Ron ‘Fucking’ Swanson en Parks & Recreation. Iconos de la comedia televisiva de ayer y de hoy, Nick Offerman y Megan Mullaly componen una de las parejas más perfectas del panorama actual. Ella estuvo casada durante cuatro años con el director de casting Michael Katcher, pero su exmarido más conocido lo tiene en la ficción, y es el propio Nick Offerman, porque a Megan la hemos podido ver en varios capítulos de Parks, haciendo de la desquiciada segunda exmujer de Ron Swanson, la bibliotecaria Tammy Two. Él también tuvo un pequeñísimo papel en Will y Grace como Nick the Plumber y salió en varios capítulos de Childrens Hospital, comedia de Adult Swim también protagonizada por su mujer.

Mullaly y Offerman, que se llevan 12 años y se conocieron en 2000 haciendo una obra de teatro, no son demasiado reservados con su vida privada, de hecho ella ha contado cómo él le pidió matrimonio e incluso han enseñado su casa. A ver si es verdad que “todo se pega” y ella le transmite un poco de suerte de cara a los premios. Si estáis enamorados de esta pareja, no os perdáis la entrevista que les hicieron en la New York Magazine, porque destilan amor por los cuatro costados y además confirman lo que todos deseábamos internamente que fuera real, que van a citas dobles con Amy Poehler y Will Arnett.

Recientemente les hemos visto colocándose con Alison Brie, y aquí podemos verlos siendo divertidos juntos una vez más, en un vídeo de College Humor:

*

Michael Emerson y Carrie Preston

13 años de relación.

“The Island stole my husband for four and a half years!” Carrie Preston.

Otra pareja de actores con larga trayectoria pero que en televisión han tenido grandes alegrías. A Michael Emerson, por supuesto, lo conocemos como el maquiavélico Ben Linus de Lost, aunque ahora protagoniza Person of Interest, y Carrie Preston compagina dos de los personajes más excéntricoachuchables de la actualidad: la sufridora camarera Arlene Fowler de True Blood, y la divertidísima abogada Elsbeth Tascioni de The Good Wife. Como curiosidad con punto freudiano, Preston interpretó en Lost a Emily Linus, madre del personaje interpretado por su marido, y ha aparecido también en un capítulo de Person of Interest. Él ha declarado su interés por hacer alguna aparición en True Blood, ¿le veremos algún día por Bon Temps? Sería curioso.

Se conocieron a mediados de los 90, también en el teatro, cuando participaban los dos en un montaje de Hamlet, en el festival Alabama Shakespeare (ella hacía de Ofelia y él, de Guildenstern). Si queréis saber más sobre ellos, no os perdáis el pequeño reportaje que les dedicó People, en el que cuentan, por ejemplo, que dan fiestas para ver True Blood y Lost, o cómo él se fue “a grabar un par de capítulos a Hawai” y no volvió en cuatro años.

*

Felicity Huffman y William H. Macy

30 años de relación. 2 hijas.

“She is at once a strong-willed and wickedly intelligent woman”. William H. Macy

“The best thing I ever did was to marry Bill”. Felicity Huffman

Para mí, la pareja definitiva en la escala de la adorabilidad. Hace unos meses les dieron dos estrellas consecutivas en el Paseo de la Fama, pero  yo se las daría todas. Felicity Huffman y William H. Macy, Lynette Scavo en Mujeres Desesperadas y Frank Gallagher en Shameless, respectivamente, también se llevan 12 años y se conocieron cuando ella era alumna de él en la Atlantic Theater Company. Desde entonces, han sido una de las parejas más estables de Hollywood. De hecho, ya llevaban 15 años viviendo juntos antes de casarse en 1997. En parte gracias al apoyo de él, ella superó tanto la anorexia como la bulimia que sufrió de joven. Tienen dos hijas, Georgia y Sofia. Han aparecido juntos en numerosas películas y series, entre ellas Sports Night, la primera serie de Aaron Sorkin.

Cuando aparecen juntos en público son siempre muy cariñosos y muy divertidos. Tanto su complicidad como su “payasismo” resultan innegables después de la presentación que hicieron en los Globos de Oro:

Así pues, ¡larga vida a todas estas parejas y que nunca nunca se separen!

***

BONUS PERSONAL

Amanda Peet y David Benioff

11 años de relación. 2 hijas.

Amanda Peet: protagonista de Studio 60, Jack & Jill, Bent

David Benioff: guionista y cocreador de Juego de Tronos

Curiosidad: se conocieron en una cita a ciegas organizada por un amigo común, y al principio a ella no le gustó el carácter de él.

Idina Menzel y Taye Diggs

16 años de relación. 1 hijo

Taye Diggs: protagonista de Private Practice.

Idina Menzel: madre de Rachel en Glee.

Curiosidad: se conocieron porque ambos formaban parte del reparto original de Rent en Broadway, y luego protagonizaron la película.  Años más tarde, ya casados, volvieron a coincidir sobre las tablas inesperadamente, ya que Diggs tuvo que sustituir por un breve periodo al actor que interpretaba al interés amoroso del personaje de su mujer en Wicked, obra que ella protagonizaba:

Desperate Housewives Bloggers Day

15/05/2012

Todo empezó una tranquila mañana en un barrio residencial, cuando la calma se vio perturbada por un disparo. Mary Alice, una mujer que parecía perfectamente feliz, se había suicidado. Éste es el punto de partida de Mujeres Desesperadas, y el momento magistral con el que nos capturó a todos. A partir de ahí, la serie se dedicó a presentarnos un barrio, Wisteria Lane, y, sobre todo, a cuatro amigas: Gabrielle, Lynette, Bree y Susan. Cuatro mujeres que, de alguna forma, han pasado a formar parte de nuestras vidas y que, sin duda, tendrán un lugar de honor en el hall of fame en el que quedan los personajes más memorables de la historia de la televisión cuando terminan sus series.

Por eso, por los momentos que nos han regalado y por el nudo en la garganta que se nos puso al saber que teníamos que despedirlas, más de 20 blogs hemos decidido rendirles homenaje en este Desperate Housewives Bloggers Day, ya que nos parecía la forma más adecuada de decirles adiós, de poner un broche a nuestra relación con esta magnífica serie, que tantas alegrías nos ha dado y que durante tantos años nos ha acompañado.

Esta serie no sería lo mismo sin ellas, las “desesperadas” que demostraron ser mucho más que unas simples amas de casa de los suburbios. No importa qué nuevos vecinos llegaran a Wisteria Lane, las cuatro amigas han sido nuestra guía en este largo recorrido de ocho años. Empecemos por recordar a Bree, la reina de las apariencias, la mujer obsesionada con el control, la perfecta esposa y ama de casa de diseño… Pero, como nos recuerda Seriesito, a menudo le hemos visto perder el control, y poco a poco hemos podido ver qué se esconde detrás de esa máscara. En el polo opuesto tenemos a Susan, una auténtico desastre en la cocina y con facilidad para verse metida en líos que busca sólo una cosa: ser amada -cosa que conseguirá de la mano de Mike.  Omar Valadez nos trae su homenaje a Susan y nos explica por qué es fácil encariñarse con ella. Gabrielle, la bella, mimada y caprichosa Gabi, ha demostrado en estos años que es capaz de soportar mucho más de lo que aparenta por su familia (aunque esto no incluya a su suegra), como nos recuerda Inquisitore Televisivo en su repaso del personaje. Por último, Lynette, la mujer trabajadora de Wisteria Lane. Pilar nos recuerda aquí mismo, en Con Series y a lo Loco, que el personaje de Lynette desafía la imagen de la madre abnegada que siempre es feliz con sus hijos. Claro, que los pequeños Scavo nunca se lo pusieron fácil.

Si ellas cuatro son los pilares fundamentales de la serie, no podemos olvidar a quienes a lo largo de los años las han acompañado, han sufrido con y por ellas y también les han ayudado a ser un poquito mejores. Hablamos, en primer lugar, de los maridos de las desesperadas: en Series de Bolsillo podéis leer un homenaje a la redención de Carlos, la devoción de Tom, la fidelidad de Mike, la represión de Rex o el espíritu vengativo de Orson. Tampoco se olvida, claro está, del marido de Mary Alice: Paul Young. No sólo sus maridos las han acompañado: a lo largo de los años, el grupo de amigas ha ido incorporado nuevos miembros que han traído nuevos cotilleos a los suburbios. Como nos recuerda Bertoff,  Edie, Katherine y Renée son las principales sucesoras de Mary Alice en el puesto de la quinta desesperada.

Mujeres Desesperadas marcó la diferencia con un episodio piloto sencillamente redondo -que nos analiza Zona de series-, y se ha despedido con una series finale a la altura: con respuestas a las intrigas planteadas, momentos muy emotivos, homenaje a los personajes que han aparecido en la serie y, como no podía ser de otra manera, un nuevo misterio. No os perdáis el análisis en Central Perk Podcast. Otro de los puntos que hacen inconfundible a Mujeres Desesperadas es esa cabecera, con música de Danny Elfman, que recorre a las mujeres a lo largo de la Historia. ¿Queréis saber cuál es la relación entre las imágenes y los créditos a los que acompañan? Lo podéis averiguar en The Hatch of Tv. Y, si la cabecera es importante a la hora de crear la imagen de la serie, no lo es menos la promoción: cada temporada ha ido acompañada de una campaña de promos y carteles que de manera sutil se referían a las nuevas tramas. En Un zombie frente a la tele podemos recordar cómo ha sido cada una… y por qué.

Si rendimos homenaje a esta serie es porque todos nosotros creemos que ha supuesto un antes y un después en nuestras vidas y quizás también en la historia de la televisión. No os perdáis el interesante análisis de Fuertecito sobre los aspectos concretos por los que ‘Mujeres Desesperadas’ pasará a la historia de la TV: desde su relación con los géneros televisivos hasta su repercusión en la cultura popular. Si por algo se caracteriza Mujeres Desesperadas es por su estructura articulada en torno a una serie de misterios; La Princesa Prometida desgrana los mecanismos que nos han mantenido en vilo durante cada una de estas temporadas. Y si queréis recordar los pormenores de cada una de las temporadas de la serie, lo mejor será que os paséis por Cafeteria JPerk, donde nos lo cuentan absolutamente todo. Y si, puestos a recordar los detalles, os apetece echar un vistazo a los momentos más tristes y emotivos (p0rque, reconocedlo, la finale os ha dejado con la lagrimilla fácil) no dudéis en visitar El blog de las series americanas. Pero si os queréis echar unas risas con las escenas más divertidas, os aconsejamos visitar de nuevo Zona de series.

La serie de Marc Cherry ha abarcado un gran número de temas, y los blogueros se han animado a analizar los más interesantes. Telesubjetivo desglosa los modelos de mujer que cada una de las protagonistas encarna: la perfecta fachada de Bree, la ardiente latina Gabrielle, el “tiburón en un acuario” que es Lynette o la princesa de cuento que aspira a ser Susan. Un elemento fundamental para la serie es la ubicación en los suburbios, esos lugares aparentemente apacibles que esconden oscuros secretos. Por eso, Serie Zeta nos desvela la mentira de los barrios residenciales, y por qué Wisteria Lane representa algo más allá de la propia serie. Wisteria es un entorno conservador, y sin embargo hemos visto en él la integración de la comunidad gay, que sin duda es una de las grandes seguidoras de la serie. En TV Spoiler Alert podemos leer de qué manera Marc Cherry y los suyos han retratado la homosexualidad en la serie. Otro de los grandes temas -en realidad, el tema clave, y sobre el que se articula la última temporada- es la amistad entre las cuatro protagonistas, como nos cuentan en Axiomas. Y es que estas cuatro amigas tan diferentes se complementan a la perfección.

Por último, recordemos que Mujeres Desesperadas nos ha permitido disfrutar de aspectos algo más superficiales, llamémoslos “sensoriales”, sin los que la serie no sería lo mismo. Hablamos, en primer lugar, de la moda: Yo no me aburro desvela las claves del estilo de cada una de las protagonistas, y cómo su ropa refleja su personalidad. Y si la moda es importante, no lo es menos la gastronomía: desde los macarrones quemados de Susan hasta los deliciosos postres de Bree, recordamos la relación de nuestras protagonistas con la cocina en Enganchada a las series. Y, como pequeño regalo, tenemos también una deliciosa receta de magdalenas de manzana en Cocina en Serie.

Con este dulce sabor de boca, os dejamos los enlaces a todas las entradas del Desperate Housewive’s Bloggers Day. Había mucho que decir, y éste es nuestro granito de arena para homenajear a la serie que nos ha acompañado durante ocho años y de la que el pasado domingo nos despedimos. ¡Hasta siempre, Desesperadas!

Con Series y a lo loco (@seriesyaloloco): Presentación de la iniciativa bloguera

Seriesito (@richietrevi): Bree

The O Blog (@omarvaladez): Susan

Inquisitore Televisivo (@fon_lost): Gabrielle

Con Series y a lo Loco (@pilartaratoruga): Lynette

Series de bolsillo (@SeriesBolsillo): Los maridos desesperados

It’s not what it looks like… it’s worse!  (@bertoff): La quinta desesperada

Zona de series (@InakiO): El piloto

Central Perk Podcast (@kiseki_7): La series finale

The Hatch of Tv (@Pieman815): La cabecera

Un zombie frente a la TV (@dhawitz): La promoción

Fuertecito no ve la tele (@fuertecito): Por qué la serie pasará a la historia de la TV

La princesa prometida (@lady_daena): La estructura de la serie

Cafetería J Perk (@JC_LOSEZ): La evolución de las temporadas

El blog de las series americanas (@Drolope): Los momentos más tristes

Zona de series (@keitza): Momentos divertidos

Telesubjetivo (@javierpmar): Los modelos de mujer

Serie Zeta (@javiroiz): La mentira de los barrios residenciales

TV Spoiler Alert  (@danny_everytime y @dobleinfinito): La homosexualidad en Wisteria Lane

Axiomas (@reinfeld183): La amistad

Yonomeaburro (@yonomeaburro): La moda 

Enganchada a las series (@LiPoohzgz): La gastronomía

Cocina en serie (@LiPoohzgz):  Magdalenas de manzana

Desperate Housewives Bloggers Day: Lynette Scavo

15/05/2012

Dentro del Desperate Housewives Bloggers Day que hemos organizado para despedir a esta maravillosa serie, había cuatro entradas que no podían faltar, y eran precisamente las que analizaban a sus cuatro protagonistas. Dentro de estos personales, tengo el honor de escribir sobre Lynette Scavo, que me parece uno de los personajes más complejos e interesantes de toda la serie. Así que allá vamos.

Felicity Huffman ha tenido con Lynette al personaje menos excéntrico y con más carga dramática de las cuatro protagonistas. Sin embargo, la falta de una personalidad tan extrema no ha impedido a la actriz lucir sus sobradamente demostradas dotes interpretativas (es la única de las cuatro que ha sido ha ganado un Emmy por su papel en la serie, y además ha sido nominada a un Oscar, por Transamérica), sino más bien al contrario. Lynette se nos presenta, de alguna forma, como un personaje más cercano, más cotidiano, con unos conflictos (los hijos, el trabajo…) con los que cualquier mujer puede identificarse fácilmente. Y extraer el drama de estas situaciones, y no tanto de misterios o secretos, hace que aquello que le pasa a Lynette nos afecte más, porque lo hacemos más nuestro. Porque, aunque nosotros no vivamos en barrios residenciales, Lynette es nuestra vecina, nuestra madre, o nosotras mismas.

Quizás el hecho de que este personaje se prestara menos a la comicidad pero diera mucho juego en drama es el motivo por el cual Lynette es, con diferencia, el personaje más vapuleado por los guionistas. Sus conflictos en conjunto, y el dramatismo con el que han sido tratados casi todos, dejan en nada a la mayoría de los de las demás: se hizo adicta a las pastillas de sus hijos; intentó compaginar vida laboral y personal; descubrió que Tom tuvo una hija fuera del matrimonio (que es EL MAL encarnado); tuvo que afrontar un cáncer; perdió a uno de los hijos que esperaba; un perturbado la secuestró cuando estaba de parto; y, para rematar, un divorcio. Y eso, resumiendo.

Estilo y personalidad: claves de la identificación

Aunque Felicity Huffman es una mujer atractiva, en la serie no se presenta en general a Lynette desde este punto de vista. El personaje suele ir sin un maquillaje llamativo, muchas veces con apenas un recogido improvisado, manchas de comida de bebé en la sencilla ropa y, sobre todo, aspecto cansado. Es decir, el hecho de tener tantos hijos le afecta como personaje, y esto aporta una sensación de cercanía con el espectador, no es una mujer perfecta que va siempre arreglada y a la moda al tiempo que cuida de su familia, porque no tiene tiempo para serlo.

En cuanto a la dimensión psicológica, se trata de una mujer decidida, con un temperamento muy fuerte, inteligente y dispuesta a hacer cualquier cosa para conseguir lo que quiere o para luchar contra aquello que altere la estabilidad de su familia. Pero, ante todo, tiene un enorme sentido práctico. No tiene miedo de lo que piensen los demás y aplica su mentalidad de negocio en casa con tal de controlar a sus hijos. Evidentemente, las acciones que lleva a cabo están a menudo filtradas con el tamiz de humor exagerado que caracteriza a la gente, pero en general las decisiones que toma suelen ser comprensibles, y el espectador las comprende y se identifica con ella. No se dice “qué mala madre, que deja a sus hijos en la carretera” sino “es que con semejantes demonios, quién no lo haría”.

Por supuesto, el personaje no está libre de defectos, es muy controladora, entrometida, celosa y le cuesta la vida admitir cuándo no tiene razón. En este sentido, es uno de los personajes que menos evoluciona a lo largo de las temporadas, sólo en el tramo final se plantea si ella debería intentar cambiar.

Una madre desbordada

“Muchas madres dicen que sus hijos son un regalo de Dios, y hay otras que dicen que hay días en los que desearían poder devolverlos”

Mary Alice Young.

Aunque sus tramas hayan evolucionado con las temporadas, la premisa del personaje es la de una mujer de negocios de éxito que se ve obligada a quedarse en casa para cuidar de sus revoltosos hijos mientras su marido trabaja fuera todo el día.

En la televisión actual, o al menos en la televisión de 2004, los personajes femeninos cuyo rol principal era el de ama de casa y madre eran poco comunes, ya que la tendencia predominante era fomentar la idea de que las mujeres podían desempeñar cualquier rol profesional. Pero el giro de tuerca del personaje de Lynette es plantear los conflictos personales que se generan a un ama de casa que ha decidido dejar su exitosa carrera profesional para serlo. Se muestran sus resentimientos hacia su marido por esto, cómo se ve infravalorada por ser ama de casa, o su incapacidad para controlar a unos hijos que no son normales.

Pero el conflicto fundamental que se plantea con respecto a su personaje, especialmente en las primeras temporadas, es si realmente es o no una buena madre, tema tabú en las series tradicionales, que Mujeres Desesperadas no tiene miedo de abordar de frente, con todos los conflictos internos y contradicciones que el rol de madre supone para la mujer moderna. Más allá de sus métodos extremos, el factor más interesante que se pone sobre la mesa al respecto de Lynette como madre, es que ella admite que no es plenamente feliz con este rol. Y, como ha declarado la propia Felicity Huffman, “es aceptable ser infeliz en tu matrimonio, ser infeliz con tu marido, ser infeliz con tu trabajo, pero no está bien visto ser infeliz con tus hijos”. Y es que el objetivo del creador de la serie, Marc Cherry, con el personaje de Lynette, era mostrar que todo en la vida tiene un lado oscuro, incluso un concepto tan sagrado en nuestra sociedad como la maternidad. De hecho, Cherry reconoce que su inspiración para crear la serie fue escuchar la noticia una mujer que había ahogado a sus hijos en un acto de desesperación, y el hecho de que su madre afirmase que lo podía entender.

La (única) mujer trabajadora

Podemos decir que Lynette es la “única” mujer trabajadora porque es a la que más hemos visto en el trabajo, la única que ha ejercido regularmente como “cabeza de familia”, y a la que el trabajo le ha supuesto conflictos más reales. Como exitosa mujer de negocios que deja su trabajo para cuidar a su extensa familia, Lynette se pasa las ocho temporadas en un debate interno sobre si le reporta más felicidad su trabajo o su rol como madre, un conflicto que dura hasta el final de la serie, en el que se expone la casi imposibilidad de encontrar el justo equilibrio entre ambos. Cuando la situación de Lynette se invierte en la segunda temporada, y pasa de ser madre a tiempo completo a trabajadora y madre, la serie nos permite observar la disyuntiva maternidad / carrera profesional exitosa desde el otro extremo, en el que Lynette nunca tiene tiempo de estar en casa y siente que se está perdiendo ver crecer a sus hijos. Este conflicto también supone un factor de identificación, ya que las mujeres de hoy en día, madres y trabajadoras al mismo tiempo, se encuentran con estos mismos problemas.

Tom y Lynette, un tándem casi perfecto

Tom y tú sobreviviréis a esto, créeme, se la diferencia entre un matrimonio que está hecho para perdurar y uno que no

Gabrielle Solís

La pareja de Tom y Lynette se presenta como la más perfecta de las parejas del vecindario: se quieren, se apoyan uno en el otro… Como ellos mismos afirman en alguna ocasión, son un equipo. Pero en Wisteria Lane no existe la perfección absoluta, y el carácter controlador de ella, mezclado con la volatilidad de él, que lo mismo quiere abrir una pizzería que estudiar chino, y todo mezclado con la ambición profesional de ambos, nos mostró durante siete temporadas la dificultad de mantener un matrimonio feliz, cómo cada uno tiene que ceder y poner de su parte para que los dos puedan ser felices. Y, en la última temporada, la serie dio un paso más allá: ¿qué pasa cuando las ganas de luchar se agotan, cuando las diferencias parecen irreconciliables? Es decir, con en pareja más estable de la serie hemos visto reflejados los conflictos cotidianos de cualquier pareja.

En conclusión, el personaje de Lynette representa a la mujer moderna de verdad, a la madre independiente que no es la idealizada figura que solo se preocupa por el cuidado de sus hijos, sino que aboga por la independencia. Lynette es una mujer inteligente, valiente, directa y sincera que, a pesar de sus errores, compone el único verdadero modelo a seguir que presenta la serie.

Con Series y a lo loco (@seriesyaloloco): Presentación de la iniciativa bloguera

Seriesito (@richietrevi): Bree

The O Blog (@omarvaladez): Susan

Inquisitore Televisivo (@fon_lost): Gabrielle

Con Series y a lo Loco (@pilartaratoruga): Lynette

Series de bolsillo (@SeriesBolsillo): Los maridos desesperados

It’s not what it looks like… it’s worse!  (@bertoff): La quinta desesperada

Zona de series (@InakiO): El piloto

Central Perk Podcast (@kiseki_7): La series finale

The Hatch of Tv (@Pieman815): La cabecera

Un zombie frente a la TV (@dhawitz): La promoción

Fuertecito no ve la tele (@fuertecito): Por qué la serie pasará a la historia de la TV

La princesa prometida (@lady_daena): La estructura de la serie

Cafetería J Perk (@JC_LOSEZ): La evolución de las temporadas

El blog de las series americanas (@Drolope): Los momentos más tristes

Zona de series (@keitza) : Momentos divertidos

Telesubjetivo (@javierpmar): Los modelos de mujer

Serie Zeta (@javiroiz): La mentira de los barrios residenciales

TV Spoiler Alert  (@danny_everytime y @dobleinfinito): La homosexualidad en Wisteria Lane

Axiomas (@reinfeld183): La amistad

Yonomeaburro (@yonomeaburro): La moda 

Enganchada a las series (@LiPoohzgz): La gastronomía

Cocina en serie (@LiPoohzgz):  Magdalenas de manzana

 

Es de bien nacidas ser agradecidas

25/11/2011

Sí, sabemos que Acción de Gracias fue ayer, pero resulta que se dan dos circunstancias que permiten la publicación de esta entrada:

1. En Estados Unidos aún lo están celebrando.

2. Nunca es tarde si la dicha es buena.

Y la dicha es muy buena, porque hemos decidido que ya está bien de recibir todo lo bueno que nos dan las series sin dar nada a cambio. Y como nuestras madres nos enseñaron a ser educadas, hemos decidido que, al menos, tenemos que dar las gracias por algunas de las cosas que nos ha dado este inicio de temporada. Y qué mejor día que éste, Acción de Gracias, una fiesta que los españoles no conoceríamos si no fuese por las series, pero que nos apropiamos cuando queremos comer pavo relleno, comprar en Amazon muy barato o hacer una entrada como ésta. Ah, y no hay que preocuparse: por una vez y sin que sirva de precedente, seremos breves.

En el periodo que va desde principios de septiembre hasta finales de noviembre, las chicas de Con Series y a lo Loco damos gracias:

Por haber aprendido a desconfiar hasta de nuestra propia sombra.

*

Por cada uno de los (escasísimos) minutos en los que hemos podido disfrutar de Collette. Te buscaremos en las caras de cada azafata de Ryanair. O si no, a Kate. A las otras ni agua.

*

Por la existencia eterna de un programa que nos sigue regalando a las grandes reinas de la comedia.

*

Por Dalia y sus pestañeos sobrenaturales.

*

Por habernos enterado de que Blossom no estaba muerta,
estaba de parranda.

*

Porque las malas de cuento ahora son lo más.
Sobre todo si son Lana Parrilla y tienen manzanos y el nombre más guay de la tele (aunque sí, Romola mola).

*

Por tener un año entero para despedirnos de cuatro mujeres que nos han marcado.

*

Por haber recuperado la fe en la política y en la religión. Leslie es mi presidenta y Ron es mi Dios.

*

Por las miradas de arpía entre Emanda y Queen Victoria.
Y porque Madeleine Stowe nos ha hecho decidir que, a partir de los 50, botox y a Los Hamptons.

*

Por comprender que no tenemos que ser derrotistas.
Es tan de clase media…

*

Porque Julianna Margulies tuviese a bien ganar un Emmy disfrazada de Dalek. Ya dedicaremos una entrada más amplia a este tema que aún alimenta nuestras pesadillas.

*

Por el abrigo de ir a coger setas de Peter.
Y por haber descubierto la intensa vida de Olivia y Peter en Facebook (gracias a La Vaca de Fringe).

*

Porque el cuero negro is back.
Y si no, que se lo digan a Connie Britton.

*

Por haber comprendido que más allá del nivel “tanorexia” está el nivel “Oompa Loompa

*

Por cada una de las seis veces en que Abed
no cogió el dado al vuelo. #sixseasonsandamovie

Nos dejamos muchas cosas en el tintero, unas voluntariamente y otros no. Por eso, ahora te toca a ti: ¿cuáles son los momentos/personajes/conceptos por los que das gracias en lo que va de temporada? Puedes aportar tu granito de arena en los comentarios o, si son muchos y te apetece, puedes seguir esta entrada en forma de Meme en tu blog/podcast/tumblr/hojadepapelpegadaenlaneveraconunimán. Siempre a gusto del consumidor.

Ah, y si nos has leído, gracias a ti también ;)

Esa voz me suena (II)

06/05/2011

Jason Segel en el doblaje de Gru, Mi Villano Favorito.

Meses después de la primera parte de este post, que hablaba de quién ponía voz a los personajes de series de animación norteamericana, llega la segunda mitad de este repaso a los dobladores, centrándonos esta vez en la gente de series que presta su voz a personajes de películas de animación, dato que muchas veces nos pasa inadvertido porque muchos las solemos ver dobladas. Y la verdad es que, a poco que te pongas a investigar, la cosa también tiene miga. Aparte de la gente de series, conviene echarle un vistazo a las películas en general, porque te enteras de algunas cosas muy sorprendentes, como que la voz de Zazu en El Rey León era el mismísimo Mister Bean (Rowan Atkinson) o que una de las hienas era Woopi Goldberg, que el protagonista de HormigaZ era Woody Allen o incluso que el Genio de Aladdin era nada más y nada menos que Robin Williams.

Pero centrémonos en el tema. Empecemos, por ejemplo, por una de las más recientes: Enredados. Y en esta ocasión la que no interesa no es la princesa Disney en cuestión, sino su señor consorte. El príncipe de Enredados tiene la voz del mismísimo Zachary Levi, el adorable y guapísimo protagonista de Chuck. Para los que no le habíais oído cantar más allá de cuando lo intentó en España con una canción de Bustamante [a partir del 1:10], aquí tenéis la canción que estuvo nominada al Oscar en la que canta junto con Mandy Moore (podéis escuchar a Levi/Chuck a partir del 2:00, pero ya aviso de que es un poco spoiler de la película).

La verdad es que el hecho de que Levi también cante añade (aún más) puntos de perfección al actor. Pudimos verles cantar juntos en la pasada gala de los Oscar, aunque la coreografía (o la falta de la misma) fue bastante decepcionante.

Y si hablamos de voces cantadas, ahí tenemos a Roger Bart, el farmacéutico de Mujeres Desesperadas, cantando las canciones del joven Hércules (sí, ésa que en Operación Triunfo cantó Bustamante, por ejemplo).

Lo de poner a personas muy populares de series como reclamo para películas parece estar en auge en los últimos tiempos. Y es que en otra de las películas más nuevas podemos encontrar a una de nuestras grandes “ídolas”. Y es que la que presta su voz a la reportera protagonista de Megamind no es otra que Tina Fey.

Pero es que otro estreno de 2010, Gru, mi villano favorito, está repleto: tiene en papeles menores a un compañero de Fey en 30 Rock, Jack McBrayer, y a Ken Jeong, de Community, pero lo más destacado es que dos de sus protagonistas son Steve Carell (The Office) y Jason Segel (Marshall en Cómo conocí a vuestra madre).

Teri Hatcher dobla a la madre y la "otra madre" en Los mundos de CoralineLos mundos de Coraline, también bastante reciente, tenía como la madre de Coraline (y la “otra madre”, claro), a Teri Hatcher, de Mujeres Desesperadas y Lois y Clark; y también a Ian McShane, de Los Pilares de la Tierra y Deadwood. McShane se prodiga bastante por el mundo de la animación, ya que también hemos podido escucharle en Kung Fu Panda y Shrek 3. Por otra parte, en Cómo entrenar a tu dragón teníamos a America Ferrera, de Ugly Betty, y en Fantastic Mr Fox a Jason Schwartzman (Bored to Death), como el hijo de los Fox (que a su vez son Meryl Streep y George Clooney, por cierto).

Pero para llegar a uno de los datos más sorprendentes, el que realmente motivó esta entrada, tenemos que irnos un pelín más atrás. ¿Quién era Nemo en Buscando a Nemo? En ese momento Alexander Gould no era conocido, pero sólo dos años después se convertiría para muchos de nosotros en Shane Botwin, el más psicópata de los hijos de Nancy en Weeds. Si tenéis curiosidad por saber cómo sonaba su voz cuando sólo tenía 9 añitos, ahí va:

Pero es que además su madre (que sólo sale unos minutos) es su compañera de reparto en Weeds, Elizabeth Perkins, y su padre era Albert Brooks que, curiosamente, interpretaba a su abuelo Lenny en la serie de Showtime. Es una película que tiene un doblaje de excepción tanto en original (Ellen era Dory, y también estaban Allison Janney, Geoffrey Rush) como en español (Anabel Alonso, Blanca Portillo, José Luis Gil, Manel Fuentes…).

La saga Shrek ha ido in crescendo en cuanto a presencia de actores de series. La primera ya tenía, como el pequeño Lord Farquaard, a John Lithgow (Dexter), pero la tercera y la cuarta ganaron en “televisivos” todo lo que perdieron en calidad: Jon Hamm (Mad Men), Jane Lynch (Glee), Amy Poehler (Parks & Recreation) o John Krasinski (The Office) se congregaban en esta película.

John Goodman es James P. Sulley en Monstruos, S.A.Uno de los casos más curiosos del doblaje se da cuando te da la sensación de que la elección del actor es tan perfecta que también debería haber interpretado al personaje si la película no hubiese sido de animación. Es lo que me pasa a mí con el hecho de que Steve Buscemi (Boardwalk Empire) pusiese la voz al pérfido Randall de Monstruos, S.A. Aunque tampoco estaba muy alejado del personaje el doblador de su rival, el adorable Sully: John Goodman
David Schwimmer presta su voz a Melman, la jirafa hipocondríaca de Madagascar.
(Treme). También, aunque a otro nivel (quizás más por alguna relación con su personaje de Ross en Friends), David Schwimmer siempre me pegó mucho como Melman, la jirafa de Madagascar.

Entre los principales personajes de la saga Toy Story nos encontramos a Tim Allen (Un chapuzas en casa) como Buzz, o a Joan Cusack (Shameless) como la vaquera Jessie. Y en otra trilogía, la de Ice Age, tenemos un “televisivo” en cada una: en la primera Jane Krakowski (30 Rock), en la segunda Ariel Winter (Modern Family) y en la tercera repite Jane Lynch.

Uno de los casos más adorables y que también es un casting completamente perfecto se da en La Bella y la Bestia, donde, además de a Jerry Orbach de Ley y Orden como Lumiere tenemos, como la señora Potts, nada menos que a… ¡Angela Lansbury! (Se ha escrito un crimen). En este caso, de todas formas, está claro que se inspiraron en ella para dibujar al personaje, pero de todas formas es muy perfecto. ¿Dan ganas de escuchar la canción principal de la película otra vez? Pues aquí la tenéis:

Y si hemos comenzado con canciones, acabemos con canciones. Y esta final es de traca: ¿quién ponía voz a Kala, la madre-gorila de Tarzán? Pues nada menos que Glenn Close (Damages). Pero es que recordemos que hay un momento en que este personaje canta. Y sí, aunque sólo sea por unos momentos, Glenn Close se atreve a cantar, y sea poco más que un susurro no le queda nada mal.

En el caso español también hay muchas curiosidades, pero por no alargarnos demasiado nos quedaremos sólo con una que es graciosa aunque en realidad no tenga mucho que ver con este post: el mítico Constantino Romero antes de anunciar colchones LoMonaco tuvo tiempo de poner voz a Mufasa, el padre de Simba en El Rey León, que no permanecería igual en nuestro recuerdo si no fuese por la grave voz del presentador.

Nos dejamos varios casos por el camino por no eternizar (aún más) la entrada, pero, si os ha llamado la atención, ya os digo que a poco que investiguéis os sorprenderéis mucho.

PD: En el post anterior se me olvidó comentar que Baljeet, el niño indio de Phineas y Ferb es Maulik Pancholy, conocido por sus papeles en 30 Rock o Weeds.

Me recuerdas a alguien…

22/08/2010

Es muy común eso de estar viendo una serie y pensar: “ay, este actor me recuerda a alguien…”. Buscas en IMDB pero nada, no lo has visto en ninguna otra serie o película… te quedas pensando… Tres días más tarde, cuando estás haciendo la compra en el supermercado o viajando en el metro de repente caes… ¡ya sé a quién se me parecía! Otras veces nada más ver a un personaje automáticamente lo asocias a otro.

Como a nosotras nos ha pasado muchas veces, hemos decidido hacer un recopilatorio de parecidos más o menos “razonables” que tenemos en la cabeza desde hace tiempo. En algunos de ellos no estamos de acuerdo ni nosotras mismas, así que míralos y a ver qué te parecen a ti.

Empecemos, pues. Hemos querido que este parecido fuese el primero porque fue el que realmente motivó la entrada:

No es que Tina Fey (30 Rock) y Sheila Kelley (Lost) se parezcan muchísimo físicamente, pero cada vez que veíamos al personaje de Zoe en pantalla no podíamos evitar gritar a la pantalla: ¡Liz Lemon! Y es que, además de las gafas, había un toque lemoniano que envolvía a la geóloga de Widmore.

Algo parecido nos pasó con Kathy Najimy. Salió sólo en un capítulo de Mujeres Desesperadas, pero fue tiempo suficiente para obsesionarnos con su parecido con la actriz española Carmen Machi, también conocida como Aída. La actriz a la que nosotras ya llamamos “Carmen Machi” es conocida por su papel en Sister Act o Hocus Pocus (con Sarah Jessica Parker), y la hemos podido ver recientemente en Ugly Betty, como la dentista de Betty.

david schwimmer dylan mcdermott

Hay actores que piensas que si tuviese un hermano, debería ser como otro actor. Es lo que nos pasa con David Schwimmer, Ross de Friends, y Dylan McDermott, protagonista de El abogado.

elizabeth perkins sarah paulson

En versión femenina tenemos el caso de Elizabeth Perkins, hasta hace poco integrante del elenco de Weeds, y Sarah Paulson, de Studio 60 y vista recientemente en Anatomía de Grey, que bien podría ser su hermana pequeña.

stana katic elizabeth reaser

En este parecido podríamos haber incluido, como tercera en discordia, a Amanda Peet, compañera de Paulson en Studio 60, pero al final hemos dejado que sea un duelo entre dos, Elizabeth Reaser (protagonista de la cancelada The Ex List y muy recordada por ser Eva, la chica sin rostro de Anatomía de Grey) y Stana Katic, jefa de Nathan Fillion de Castle.

drea de matteo portia de rossi

No se puede negar que la última vecina de Wisteria Lane, Drea de Matteo, conocida por su papel en Joey o Los Soprano, y Portia de Rossi, de Better off Ted, Nip/Tuck o Arrested Development y mujer de Ellen, tienen un cierto aire.

kelly rutherford jennifer westfeldt
Y de la mujer de Ellen a la Jon Hamm: Jennifer Westfeldt (vista en 24 o Anatomía de Grey) es bastante parecida a Kelly Rutherford, Lily Van der Woodsen en Gossip Girl.
Ahora que dos tercios de Con Series y a lo Loco nos hemos obsesionado con Friday Night Lights, nos hemos sorprendido al darnos cuenta del gran parecido de Minka Kelly, la actriz que interpreta a Lyla Garrity, y Leighton Meester, la Blair Waldorf, también de Gossip Girl.
Y no salimos del Upper East Side. Si antes hablábamos de Lily, ahora vamos con su marido. Siempre nos pareció que Rufus (Matthew Settle) tenía un cierto parecido con el propietario del Merlotte’s en True Blood, Sam (Sam Trammell)
Este triple parecido no está tan claro, pero es una obsesión personal de Pilar: Michael McMillian, también de True Blood; Scott Wolf, de V; y Peter Facinelli, de Nurse Jackie se dan un cierto aire… aunque sea una brisilla…
Y otra obsesión personal: Violet Affleck (vale, no trabaja en series, pero es la hija de la mismísima Sydney Bristow, qué más se puede pedir) se parece más a Anna Paquin que la protagonista de True Blood a sí misma cuando era pequeña (en aquella época en la que recogía Oscars). El concepto suena raro, pero viendo las fotos es innegable.
Y acabamos con un toque de color: desde los Oscar no podemos ver a uno sin pensar en el otro, aunque el personaje estuviese inspirado en Spencer Tracy, Martin Scorsese y Carl Fredricksen son la misma persona.
En fin, eso ha sido todo, ¿qué os han parecido? ¿Se os ocurren más? ¡Esperamos que al menos os hayan sorprendido o sacado una sonrisa!

Los Emmy de Con Series y a lo Loco

08/07/2010

Llega de nuevo esa época del año en la que toca esperar y tirarse de los pelos alternativamente: Los Emmy. Hoy salen por fin las nominaciones, que tendremos que ir asimilando y quejándonos de ellas hasta el 29 de agosto, cuando llega La Gran Noche.  Por eso, como ya estamos a las puertas de todo el proceso, hemos decidido hacer nuestras predicciones particulares. Pero mucho cuidado, que en ningún momento son unas predicciones realistas, sino sentimentales…

Hay muchas series que no vemos (muchas de ellas muy nominables, alabadas por crítica y público, merecidamente, como Dexter, Damages o Breaking Bad), y otras con las que nos estamos poniendo al día y nos guiamos por la temporada que estamos viendo actualmente (Mad Men o Fringe). Por tanto, en muchas elecciones hemos dejado que sea nuestro corazoncito seriéfilo el que nos guíe… Esperamos, por tanto, que seáis benévolos en vuestras críticas a nuestras nominaciones.

Por otra parte, nos hemos dado cuenta de que, en nuestro consumo de series, hemos establecido inconscientemente que bastante drama hay ya en el mundo, así que tenemos una desproporción importantísima entre dramas y comedias. Vamos, que en las categorías de drama nos falta gente y en las de comedia no caben. Así que ahí van, los Emmy de Con Series y a lo Loco 2010:

Outstanding Lead Actor in a Drama Series

Hugh Laurie (House MD)

Michael C.Hall (Dexter)

Bryan Cranston (Breaking Bad)

John Hamm (Mad Men)

Matthew Fox (Lost)

La primera en la frente. Si hablábamos de carencias en drama, éste es el ejemplo más claro. ¿¿Matthew Fox?? ¿¿En serio?? Pues sí, tan desesperadas estábamos…

En realidad solo podríamos habérselo dado de Hugh Laurie, pero consideramos que, a pesar de todo, sus esfuerzos interpretativos no llegan a hacerle merecedor de este premio. Hemos elegido a Hamm porque… bueno… porque es muy guapo. Dexter y Breaking Bad no las vemos, pero hemos incluido a sus protagonistas porque sabemos que lo merecen.

Outstanding Lead Actor in a Comedy Series

Alec Baldwin (30Rock)

Jim Parsons (The Big Bang Theory)

Jason Schwartzman (Bored to death)

Zachary Levi (Chuck)

Aunque estamos perdidamente enamoradas de Zachary Levi y sabemos de sobra el potencial del maestro Baldwin, nos vemos obligadas a dar el visto bueno a Jim Parsons. Su personaje, que es el alma del grupo más friki de la televisión, se come al resto con patatas.

No obstante, vemos una pequeña incoherencia con el personaje de Sheldon: empezó siendo una persona con Asperger, un claro caso de libro, y ahora es el hombre más sociable y carismático del mundo. Aún así, Sheldon, Sheldon, Sheldon… sigues siendo la razón por la que vemos TBBT. Tú y tus interacciones con Christine Baranski como madre de Leonard.

Outstanding Lead Actress in a Drama Series

January Jones (Mad Men)

Julianna Margulies (The Good Wife)

Kyra Sedgwick (The Closer)

Anna Torv (Fringe)

En esta categoría siempre es complicado elegir, porque hay grandes pesos pesados (esa gran Sedgwick en su interpretación de la detective Brenda) y jóvenes actrices que vienen pegando fuerte como es el caso de Jones o de Torv. Pero este año nos ha encandilado la interpretación de Margulies en el papel de la madre y malograda esposa, Alicia Florrick.

La presentación de su personaje en el piloto de una serie como The Good Wife, que ha sabido crecer magistralmente capítulo tras capítulo, ha sido para muchos seriéfilos uno de los mejores momentos de este año en la televisión norteamericana. La actuación de Julianna, tan correcta y notable, nos ha convencido, es nuestra elegida.

Outstanding Lead Actress in a Comedy Series


America Ferrera (Ugly Betty)

Tina Fey (30Rock)

Eva Longoria (Desperate Housewives)

Toni Collette (United States of Tara)

Edie Falco (Nurse Jackie)

Obviamente, alabamos el gran trabajo de America Ferrera en un personaje tan grande y tan adorable como Betty y más teniendo en cuenta que su serie se ha marchado de la televisión injustamente. Este año es la última oportunidad de que Ferrera sea premiada, pero la interpretación múltiple de Toni Collette, con tantos matices y aristas, gana en nuestra balanza.

Por otro lado, no nos olvidamos de la siempre tronchante y grandísima Tina Fey (qué decir de esta mujer que se lo guisa y se lo come todo ella); de las risas que nos hemos echado con una Longoria más graciosa que nunca esta temporada en Desperate Housewives; y de Falco, ya que su interpretación de la pragmática enfermera Jackie nos ha aportado grandes momentos, pero quizás se ve demasiado eclipsada por su compañera de cadena, y esto le impide ser reconocida en los premios.

Outstanding Supporting Actor in a Drama Series

John Noble (Fringe)

Robert Sean Leonard (House MD)

Terry O’Quinn (Lost)

Alexander Skarsgård (True Blood)

Chris Noth (The Good Wife)

Aunque estamos descubriendo el gran trabajo que realiza John Noble en Fringe, siendo el alma de la serie, y que ya, con un Emmy en su haber, Terry O’Quinn tiene todo dicho, pensamos que este año se ha superado de tal manera que nos ponemos de rodillas ante su interpretación. Creemos que, tras el final de Lost, éste sería el mayor reconocimiento para actor y serie.

Outstanding Supporting Actor in a Comedy Series

Danny Pudi (Community)

Michael Urie (Ugly Betty)

Jack McBrayer (30Rock)

Chris Colfer (Glee)

Eric Stonestreet (Modern Family)

Menciones especiales: Peter Facinelli (Nurse Jackie), Ken Jeong (Community), Ty Burrell (Modern Family)

Esta es la categoría más ardua a la hora de elegir, tanto que no nos hemos puesto de acuerdo ya que cada una de las chicas de Con Series y a lo Loco tiene ojitos para un actor.

Pilar vive por Danny Pudi y su personaje Abed, rey de las referencias a la cultura popular; por su parte, Nerea, vela por Michael Urie y el dúo magistral que realizó en compañía de Becky Newton; y Elsa tiene fijación enfermiza con Jack McBrayer, ya que Kenneth es uno de los mejores personajes cómicos que han podido salir de la factoría 30Rock. Trío de ases para esta categoría.

Outstanding Supporting Actress in a Drama Series

Elisabeth Moss (Mad Men)

Chandra Wilson (Grey’s Anatomy)

Archie Panjabi (The Good Wife)

Sara Ramirez (Grey’s Anatomy)

Carrie Preston (True Blood)

Menciones especiales: Michelle Forbes (True Blood), Kristin Bauer (True Blood), Christine Baranski (The Good Wife).

Qué decir de todas estas reinas secundarias del drama. La decisión era complicada pero nos hemos decantado por Chandra Wilson. Pequeña, pero matona, esta mujer es siempre maravillosa y, con el final de temporada de Grey’s, se ha ganado ella solita la estatuilla con sangre, sudor y lágrimas.

Outstanding Supporting Actress in a Comedy Series

Jane Krakowski (30 Rock)

Vanessa Williams (Ugly Betty)

Jane Lynch (Glee)

Eve Best (Nurse Jackie)

Sofía Vergara (Modern Family)

Menciones especiales: Alison Brie (Community), Drea de Matteo (Desperate Housewives)

Otra tanda de pesos pesados: Krakowski, Williams, Best, Vergara… Pero el argumento evidente para defender nuestra decisión es que no hay nadie en la faz de la tierra a quien Lynch no le parezca una estupenda actriz, haciendo de mala, de buena, cantando, bailando….  En fin, SUE con letras mayúsculas.

Outstanding Guest Actor in a Drama Series


Lin-Manuel Miranda (House MD)

Titus Welliver (Lost)

Allan Hyde (True Blood)

Michael O’Neill (Grey’s Anatomy)

Hector Elizondo (Grey’s Anatomy)

Porque, una vez más, Perdidos nos ha obsequiado con un “malo” carismático y complejo. Además este hombre tiene un factor palote considerable (y de traje, en The Good Wife, ni te cuento).

Outstanding Guest Actor in a Comedy Series

Michael Sheen (30Rock)

John Hamm (30Rock)

Jin Jarmusch (Bored to death)

Aquí no nos ha cabido la menor duda, ya que Sheen ha sabido ser insoportable y adorable al mismo tiempo. Sus apariciones en 30Rock han sido memorables aunque difícilmente se nos irá de la cabeza la imagen de John Hamm como enfermera en la misma serie ni la de Jin Jarmusch en bicicleta.

Outstanding Guest Actress in a Drama Series

Martha Plimpton (The Good Wife, Fringe, How to make it in America)

Dana Delany (Castle)

Elizabeth Mitchell (Lost)

Alison Janney (Lost)

Janney es una de esas actrices merecedoras de tener entradas e incluso secciones en un blog. Su aparición en Lost pasará, nunca mejor dicho, a los anales de la historia. Nos ha parecido que su personaje en la serie fue un personajón construido en un solo capítulo. Además, no mentimos, Alison nos tenía ganadas desde antes de verla en la serie… Aunque muy fuerte tiene que habernos dado con Janney para que haya superado el amor que tenemos hacia nuestra querida Juliet.

Outstanding Guest Actress in a Comedy Series

Christine Baranski (The Big Bang Theory)

Julianne Moore (30Rock)

Kathryn Joosten (Desperate Housewives)

Kristin Chenoweth (Glee)

Lauren Stamile (Community)

Aunque la Baranski, que ya ha sido protagonista en nuestra sección de secundarios de lujo, es una actriz como la copa de un pino que siempre consigue elevar el nivel de risas en una comedia que empieza a denotar agotamiento, la pequeñita de Pushing Daisies ha sido de lo más inolvidable en Glee y su aparición y sus actuaciones musicales en la serie siempre las recibiremos con cariño.

Outstanding Casting for a Drama Series

The Good Wife

Lost

Anatomía de Grey

Mad Men

Los  casts de estas serie tienen mucho muchísimo nivel, aunque hemos decidido decantarnos por una de las series que hemos vivido a flor de piel: Lost. Una despedida muy necesaria y razonablemente merecida para nuestros naufraguitos. Excepto un par de protas mediocres, el conjunto de actores ha sido muy consistente a lo largo de todos estos años.

Outstanding Casting for a Comedy Series

Ugly Betty

Community

Desperate Housewives

Glee

Modern Family

Lo mismo nos sucede en la categoría de comedia… Nuestro voto va para Desperate Housewives, que puede presumir de tener un grupo de protagonistas y de secundarios tronchantes y muy profesionales que siempre nos aportan algo capítulo tras capítulo.

Mejor capítulo de comedia

Modern Warfare (Community)

Halloween (Community)

Pilot (Modern Family)

Hello Goodbye (Ugly Betty)

Sin dudarlo un segundo, para que nuestra Nerea se acuerde tan bien de un capítulo, ¡hace falta que sea muy bueno! Y este capítulo de Modern Family está hecho para que te mueras de la risa y disfrutes de cómo una partida de paintball puede dar tanto de sí.

El episodio de la serie de NBC es de ésos que puedes verlo sin cansarte y, cuando pase el tiempo, seguirá estando igual de fresco como la primera vez. Un lujazo de capítulo de ésos que no se ven todos los días, con perdón de las grandes entregas que nos ha dejado 30Rock.

Mejor capítulo de drama

Broken (House MD)

Death and All His Friends (Grey’s Anatomy)

Ab Aeterno (Lost)

Pilot (The Good Wife)

I Saw What I Saw (Grey’s Anatomy)

¡Muy merecido también! Un capítulo doble que es en sí mismo como una película, al que por un tiempo estuvimos llamando “la película de House”. Ojalá nuestros amigos guionistas (y Shore, Yaitanes, Jacobs y cía) se lo hubieran currado tanto (o casi) durante el resto de la temporada 6. Hemos visto cómo se desinfla la serie durante varios episodios y da aún más rabia cuando hemos visto que son capaces de hacer capitulazos con mayúsculas como este Broken o los ya míticos episodios del autobús o Three Stories.

Aún así ha sido difícil, ya que Shonda se ha marcado una finale de ésas que te cuesta mucho olvidar. Todavía estamos en shock.

Outstanding Drama Series

Mad Men

The Good Wife

House MD

True Blood

Lost

Mención especial: Fringe (todavía viendo la temporada 1)

Pesos pesados en esta categoría, aunque, de nuevo, Lost ha sido nuestra elegida. La serie lo merece como despedida y por todos esos momentos emotivos y “guat de fak” que nos ha regalado a lo largo de seis temporadas.

Outstanding Comedy Series

30 rock

Community

Glee

Modern Family

Ugly Betty

Durante toda la temporada ha sido considerada la hermana pequeña de Glee y Modern Family, pasando, en los meses iniciales, sin pena ni gloria. Para nosotras la serie lo merece y ha aportado, con perdón de la siempre cumplidora 30Rock, guiones buenos con referencias frescas (aunque más simples que las de la serie de Tina Fey) y grandes actores que tienen mucho que decir a pesar de ser menos conocidos.

En unas horas Sofía Vergara y Joel McHale se encargarán de dar al traste con todas nuestras predicciones, pero mientras tanto e incluso después podéis comentar qué os parecen los Emmy de Con Series y a lo Loco.

Meme: Farewell Temporada 09/10

01/06/2010

Como los exámenes nos tienen tan ahogadas que no nos dejan actualizar, recogemos la propuesta de Adri y hacemos rápidamente el meme de final de temporada (aunque a la espera de que termine alguna…). Siempre que estemos de acuerdo, pondremos la opinión común de las tres (aunque alguna no vea la serie en concreto). Y ahí va:

La nueva serie que recomiendas.

El consenso viene con Community. Una serie muy ignorada en principio pero que sin hacer ruido, se fue colando en nuestros corazones. Nos ha regalado grandes momentos, y creemos que todo el mundo debería, al menos, darle una oportunidad. Pero estando Elsa, no podríamos obviar The Good Wife (#spinoffparakalinda), que empezó siendo correcta, pero acabó rompiendo todos los límites.

La nueva que nunca debió ver la luz.

Parece que esta respuesta es un poco obvia, pero nos decantaremos por Flashforward. No aguantamos demasiado viéndola, y parece que hicimos bien. Por suerte, la ABC ha sabido subsanar su error a tiempo.

La que no pensaste que te gustaría.

Pilar empezó viendo Nurse Jackie el pasado verano por puro aburrimiento, y la siguió viendo por un motivo que aún no está muy claro. Sin embargo, ahora se alegra de no haber abandonado. La segunda temporada ha vuelto con fuerzas renovadas, y con los personajes más que crecidos. Mención especial para esa fantástica doctora O’Hara, una auténtica robaplanos que hace imposible pensar en dejar la serie.

La que más esperabas cada semana.

Lost, nuestra religión llegó a su fin

Porque había instituido todo un ritual, porque era casi una religión. Si la gente va a misa los domingos, nosotras veíamos Lost los miércoles. Cada capítulo era descargado por la mañana, y se veía por la noche, cuando llegaban nuestros “invitados semanales”. Cada vez había emoción, risas e incluso alguna lagrimilla. Y porque las cosas compartidas saben mejor, pasábamos la semana esperando la siguiente ración de La Isla.

La que ha perdido fuelle.

El puesto de honor se lo lleva, sin duda, Glee. Por lo fuerte que empezó, lo novedoso que era, el humor negro, la emoción, las canciones… y lo bajo que ha caído después del parón. Fue todo un bajón lo que cambió de un día a otro. Ahora es un pseudoAmericanIdol, con sus capítulos temáticos y su moralina continua. Aún así, no perdemos la esperanza de que tras el enorme boom de popularidad recupere en parte su esencia original. Mención importante aquí también para Modern Family, pero queda eclipsada por la serie musical.

La que te ha sorpendido gratamente.

Para Nerea fue toda una sorpresa el enganchamiento que le provocó Mercy, una serie tan poco  brillante como prometía que quizás hubiera sobrevivido si no hubiera sido por las comparaciones inevitables con Anatomía de Grey (con el pelo del protagonista masculino incluido). Pero a pesar de la sosez de la prota, ver a la “gemela buena” de Georgina Sparks (Gossip Girl) y al clon gay de Guillermo (Weeds) mereció la pena. La mejor sorpresa: el cliffhanger final. El mayor disgusto: su cancelación, que deja huérfanos a unos poquitos. Y ya hemos hablado de Community, pero volvemos a hacer mención, porque si ya nos gustaba desde el principio, hubo capítulos posteriores (el de Halloween, el del paintball…) que eran auténticas joyas.

La miniserie.

Las chicas de Con Series y a lo Loco tenemos un vínculo muy especial con Jane Austen y sus obras, por lo que Pride and Prejudice, con el mejor Mark Darcy de la historia (ese galán llamado Colin Firth), y la más reciente Emma han sido nuestras citas con la escritora británica este año. Mejor ni hablar de Alice porque nuestro mejor recuerdo de la miniserie es la gran siesta que nos echamos en nuestros comodísimos sofás.

La que todo el mundo adora y tú no lo comprendes.

No entendimos el furor inicial que hubo con Life UneXpected… y como no la vimos hecha para nosotras… no quisimos intentar entenderla más. Además, en esta casa existe una división muy fuerte por culpa de las risas enlatadas, ya que al 50% nos impide disfrutar plenamente de determinadas series, como The Big Bang Theory o Cómo Conocí a Vuestra Madre.

La que tú amas y la gente ignora.

El grado de “ignoración” de la gente ha llevado a que desgraciadamente tengamos que hablar de las dos series que tendrían que ir aquí en el apartado “La cancelación que has maldecido”.

La que dejaste y ahora te arrepientes.

Aquí tenemos una serie para cada una… aunque con reservas. Debido a todos los balances positivos que está leyendo de la serie, Pilar cree que debería haber seguido un poco más con la serie más facilona de la historia, a.k.a. Cougar Town. Así es que este verano tocará retomar. Por su parte, Elsa se pregunta si hizo bien en abandonar a mitad de la segunda temporada a Jane y a su tropa. The Mentalist empezó muy bien con la incorporación de Bosco pero luego volvió a su cauce natural. Esto propició que hubiese un hombre llamado Rick Castle que sustituyese al mentalista cautivando a esta integrante gracias a su serie sin pretensiones y que siempre te roba una sonrisa. Nerea por su parte, declara lo siguiente: “Abandoné Gossip Girl sin saber si volvería a verla… pero ha llegado a mis oidos que ha mejorado un poquito hacia el final de temporada, y si os soy sincera, mi organismo exige su dosis de culebrón superficial. De modo que, como afortunadamente nada excepto la cancelación es irreversible, este verano enmendaremos el asunto. Eso sí, sin demasiadas expectativas”.

La que debería haber terminado.

How I met your mother: ya no nos reimos como antes y hasta Barney y Lilly han perdido su aura cómica. Queremos conocer a la madre ya y acabar con este sufrimiento.

La del maratón.

No ha habido grandes maratones en esta casa esta temporada (la puesta al día de Lost el pasado año ya nos dejó exhaustas a muchas de nosotras). No obstante, tenemos series en mente con las que el “factor enganche” podría surgir durante las ya más que deseadas vacaciones veraniegas.

La que has echado de menos.

Los meses se hicieron eternos hasta el regreso de Glee. Moríamos de ganas de volver a disfrutar de una de las revelaciones de la temporada, escuchando en bucle su banda sonora, pero quizás tanta espera contribuyó más a la decepción.

Por otra parte, la espera de True Blood se está haciendo larga. Queremos volver a ver sangre, sexo… e incluso los dientes de la Paquin. Las sugerentes y quizás spoileantes imágenes que están apareciendo nos tienen con muchas ganas de que llegue el día 13.

La cancelación que has maldecido.

Aquí, el trauma no superado de la temporada. Si una de nuestras componentes no ha llorado lo que “debía” con Lost, no

Despedir a Betty, lo que más ha dolido.

es porque sea más dura que las demás, sino porque el final de Ugly Betty la dejó sequita. Una tarde y parte de la noche le costó a Nerea reponerse del episodio final; la cancelación de la serie todavía no la ha superado. Para ella, no hay otra serie que le haya hecho reír y llorar con tantas ganas, y la ausencia de personajes como Betty, su familia y joyas ocultas como Judith Light (Claire Meade en la serie) y el resurgir de Justin serán difíciles de superar. Nos queda seguir la trayectoria de los actores en sus nuevos proyectos; queda prometido un “qué fue de…” con los que llegan.

La renovación cansina.

Típicas americanadas que se siguen emitiendo gracias a los lobbies del Imserso (diferentes NAVYs y demás) y a pesar de que su protagonista sea un supuesto maltratador y consumidor de diversas sustancias y siga pidiendo más y más dinero (Dos hombres y medio). En fin, que venga Jacob y nos lo explique.

Ese cliffhanger malo para tu manicura.

Como ya discutimos en una entrada de MacGuffin, el final de temporada de The Good Wife no es un cliffhanger como tal, pero el hecho de que acabes gritando y pegada a la pantalla en el último minuto lo dice todo. Pero no hay mayor cliffhanger que aquél que no va a ser nunca resuelto: por eso volvemos a hablar de Mercy, cuyo momento más alto resultó ser también el último de su breve trayectoria. Qué penita.

Esa pareja que te ha hecho llorar.

Tres parejas lostianas han sido la clave del llanto esta temporada (vale, no para todas, pero algunas somos unas blandas…): los clásicos Desmond y Penny (puede que menos esta temporada, pero aún nos duran las lágrimas de The Constant), el doble llanto con nuestros siempre queridos Sun y Jin, y la pareja con la que más sufrimos, Juliet y Sawyer, con los que acabamos llorando de pena, de alegría, de alivio y de… ya no sabíamos ni de qué.

Esa otra que te ha hecho reír.

Quizás en el lado de la comedia han sido las parejas no amorosas las que nos han conquistado. Por un lado tenemos a los grandes bros Troy y Abed, de Community. En el epílogo de cada capítulo conseguían sacarnos entre una sonrisa y una carcajada (aunque su mejor momento lo alcanzaron con ese rap en español “discoteca, muneca”). Además, también supieron introducir momentos tiernos, como el dúo de la canción del ratoncillo Fievel. Y, a vueltas con la obsesión de las cancelaciones, no podemos olvidar a la mejor pareja cómica que ha parido la ABC: Mark y Amanda, de Ugly Betty. Para nostálgicos, hago una popuesta: que Michael Urie aparezca en Love Bites (de la que ya hablamos aquí) haciendo de ligue de Becky Newton… ¿qué os parece?

La season premiere que te dejó los ojos como platos.

Una de las grandes premieres del año, y con la que hay bastante consenso bloguero es el capítulo doble de la sexta temporada de House MD. Disfrutar de Greg fuera del Princeton fue toda una delicia. Inevitablemente, luego la serie volvió a su cauce natural, pero la visita de Alvie al final de la temporada nos hizo recordar ese inicio tan brillante.

La season finale que viste al borde del sofá.

Sin desmerecer a Lost, que supuso una montaña rusa de emociones, otra finale que cayó como un terremoto en esta casa fue Anatomía de Grey. Como a muchos os habrá pasado, nos dejó sin aliento desde el minuto uno, y luego ya nos costó recuperarlo, porque a cada poco tiempo estábamos saltando en el asiento. Grande Shonda, una temporada quizás algo floja, pero una finale para quitarse el sombrero. Veremos a ver qué camino toma después del verano.

Menciones especiales.

Sin que lleguemos a meterla en ninguna de las anteriores clasificaciones, Mujeres Desesperadas nos ha gustado. No ha sido brillante, no ha tenido un gran misterio a pesar de ese gran personaje interpretado por Drea de Matteo… pero nos ha entretenido. Y mencionaremos también el descubrimiento de Bored to Death por parte de Pilar y de How to Make it in America por Elsa, la decadencia de Weeds, la incertidumbre con United States of Tara y la siempre efectiva 30 Rock.

¡Se acabó! Os recomendamos seguir este meme, porque da para recordar muchos momentos, sean buenos o malos, que ha tenido esta temporada de series.

P.D: Los que también se han unido a la iniciativa de Adriii de Hablando de Series han sido:

Basura y TV

MacGuffin

4:3 – 16:9

Como un Fenix

Serieina

The O Blog

Freakscity

En algún lugar de la tele

Gudtivi Inc

Yorchseries

Cajón de Sastre

Zona de series

Blogueando

Meme: Twitteando

16/03/2010

 

Ayer, en Carrusel de Series, el amigo Moltisanti nos proponía un meme, y siendo el primero que se ha propuesto en nuestra corta existencia, no podíamos rechazarlo, que nos hace mucha ilusión. El juego consiste en comentar algo sobre las series que sigues actualmente, pero al modo twitter. Es decir, lo más breve posible. A poder ser, dentro de los 140 caracteres que permite esta red social de microblogging. Y allá vamos:

No se puede decir que 30 rock esté teniendo su temporada más brillante, pero nos sigue regalando perlas, nos seguimos entreteniendo con ella

Community, una de las menos nombradas en los memes, es uno de los grandes descubrimientos de la temporada. Gran Abed y grandes todos.

No podemos dejar de escuchar la banda sonora de Glee para matar el mono. ¡Que vuelva ya!

[Pilar] Descubrí Bored to Death en un momento de aburrimiento, pero me acabó resultando bastante entretenida. Lo mejor, los títulos de crédito

Lo intentamos con Cougar Town, pero ahí está, cada día más atrasada. Eso sí, es tan facilona que nos acabaremos poniendo al día

Sorprende lo bien que envejece Mujeres Desesperadas, aunque el misterio no sea el mejor y algunas tramas se las saquen de la manga

Flashforward fue abandonada a su suerte ¿la volveremos a retomar? O se habla demasiado bien de ella a su vuelta o no está muy claro…

[Nerea] Gossip… este último parón puede ser definitivo para muchos espectadores (y quizás yo entre ellos)

[Elsa] The Good Wife, la sopresa de la temporada. Quién diría que es la CBS. #spinoffparakalinda

[Elsa] Con lo bien que empezó la segunda de El Mentalista, y qué pena que acabase siendo en vano, porque vuelven a darnos lo mismo otra vez.

[Elsa] Intento fallido con M*A*S*H. En otro momento y con más tiempo será…

Héroes sigue sin vida en esta casa, y no creo que lleguemos a encontrarle el pulso. ¿Hora de la muerte?

Seguimos fieles a HIMYM, pero está tan insípida que no encontramos ni palabras sobre ella. Lo que la salva a veces, Barney y Lily

Anatomía parece retomar sus buenos momentos. Especialmente algunos capítulos un poco experimentales son lo que dan más vida a la serie.

Si no fuera por el show Wilson-House y algunos toques cómicos, las ganas de dejar House M.D. superarían a las de continuar.

[Elsa] Tras un año de parón, me estoy reconciliando con Mad Men. La segunda temporada va viento en popa.

Expectantes andamos con Lost. Capítulos buenos, otros más flojos, pero bien en general. El problema: es la última y queda mucho por resolver

[Nerea] Mercy está bien si no esperas a encontrar nada nuevo en ella. Ni es Anatomía, no lo pretende, pero se deja ver y es entretenida.

Modern Family aporta grandes momentos cada semana. Casablanca o TuBurros. Gran descubrimiento Sofía Vergara, pero todo el cast es genial.

[Pilar] Con Jackie estoy dividida: me temo que no me acaba de importar el destino de su protagonista, pero echo de menos a los secundarios.

Atrás quedan los días dorados de Ugly Betty, pero la temporada está a la altura de una última. Mark y Amanda, no sé como podré vivir sin vosotros.

The Big Bang Theory es SheldonSheldonSheldonSheldonSheldonSheldonSheldon Y más tiempo para Raj y Wolowitz. Y más Soft kitty warm kitty

La serie de animación de la casa: Phineas y Ferb. Todos los capítulos son buenos, pero algunos como en el que la madre los pilla, sublimes

Soportamos a duras penas el piloto de Life Unexpected. Lo hemos intentado, pero no hemos tenido fuerzas para seguir.

[Pilar] Cuatro capítulos me quedan para terminar Roma y me debato entre las ganas de ver una serie cada vez más grande y la pena de que se acabe

True Blood se quedó interesante al final de la pasada temporada. Pocas ganas de Sookie y Bill pero bastantes del resto.

No entendemos qué problema tiene la gente con Tara. Para nosotras, una gran serie, con una actriz protagonista awesome. Ganas de que vuelva

Sólo hemos visto 3/4 de V, pero pinta interesante. A ver qué tal al regreso. Puede mantenerse en nuestra lista o caer fácilmente.

[Pilar] Studio 60 fue mi gran descubrimiento (ya terminado) de los últimos tiempos. Sin embargo, la tengo parada hasta que acabe Roma.

No nos gustó nada la pasada temporada de Weeds. La esperamos más por lo que fue que por lo que es, pero este verano tendrá que esforzarse

Nunca pueden faltar las periódicas dosis de cursilerío austeniano. Los últimos descubrimientos, las miniseries de Emma y Orgullo & Prejuicio.

Un repaso bastante completo (¿demasiado, quizás?) pero respetando los caracteres de twitter.

Y, por supuesto, si alguien más se anima a seguir el meme, bienvenido sea.

Y en una entrada como ésta no puede faltar la autopublicidad: ya sabéis que podéis encontrarnos en @seriesyaloloco. Por supuesto, en twitter.

Ah, aquí os dejamos los enlaces a algunos twitt-friends que han seguido este meme:

La original, en Carrusel de Series.

Enganchada a las series.

Satrian, en Truthkills.

Adri, en Hablando de series.

Si nos olvidamos de alguien, o alguien lo hace a partir de ahora, que avise, que editar sólo cuesta un par de clicks.

Recuerda… (y, de paso, rellena)

08/03/2010

El flashback, o vuelta al pasado, es un recurso vital para algunas series de televisión, que basan en este recurso la construcción de los personajes, como es el caso de Perdidos, especialmente en sus dos primeras temporadas.

El pequeño Ben a su llegada a la isla

Hiro con el héroe de su infancia, Takezo Kensei

Hay que tener cuidado con no confundir flashback con salto en el tiempo, recurso que, en las series de ciencia ficción, puede ser muy importante a la hora de articular alguna trama en concreto (como ocurre, por ejemplo, en Héroes cuando Hiro conoce a Takezo Kensei). La diferencia es fundamental: tenemos a un personaje que, en su propio presente, viaja al pasado (al propio o al de otros) y, podríamos considerar que, en base a las normas clásicas de la ciencia ficción, por su sola presencia en un tiempo que no le corresponde ya está cambiando el pasado (con unas consecuencias que pueden ser desastrosas, como bien aprendimos con Regreso al Futuro). Este recurso es utilizado en muchas series, como en el caso de Embrujadas.

Como vemos, a veces estos recursos son muy importantes en la trama. Sin embargo, hay otras series en las que esto no es así. Lo hemos visto muchas veces: cualquier mínima excusa vale para enseñarnos cómo eran los protagonistas en otra época. Y si no tienen una razón de ser tan importante… ¿por qué existen, entonces? Pues porque, amigos, las temporadas de muchas series tienen más de 20 capítulos… y hay que llenarlos. Y, por si fuera poco motivo, al ser capítulos especiales y curiosos, son buenos reclamos para la audiencia. En los últimos años, hemos visto algunos ejemplos destacados.

Los tres flashback de Anatomía de Grey

El ejemplo más reciente lo vimos hace poco en Anatomía de Grey, basado al parecer en la lógica de ¿quieres caldo? Pues toma tres tazas. Tres flashbacks en un capítulo. El más reciente: Callie y Álex resolviendo un caso que, curiosamente, empieza en una época que nosotros ya habíamos “vivido”, ya que se corresponde en el tiempo con la primera temporada de la serie. Fácil para los creadores, ya que apenas había cambios físicos. Un detalle pelín cutre para nuestro gusto: nombrar a George, ya que estaba en la serie en ese momento, cuando, por supuesto, no podía salir, debido a la marcha de T.R Knight de la serie. Pasa a menudo. Canutas las pasaban en Embrujadas para justificar (malamente) que Shannen Doherty no saliese nunca en sus visitas al pasado después de irse. Segundo: Bailey con trencitas, para que aprendamos que tampoco para la nazi su etapa de interna fue un camino de rosas. Y el último, el más currado: los inicios en el hospital de Ellis Grey y del jefe, Richard. El hospital está diferente, se trata el tema del SIDA… Y, claro está, los actores son otros: J. August Richards (Charles Gunn en Angel) y Sarah Paulson (Harriet Hayes en Studio 60, muy querida por Pilar). Y el momento más tierno, la aparición de la pequeña Meredith con su Anatomy Jane. Además, encaja muy bien en esta clasificación, ya que no tenía mayor motivación que unas charlas que se sacan de la manga.

Little Meredith

Chris Brochu, el joven mentalista

En The Mentalist, después de que a Jane le golpease una pelota de beisbol (este desencadenante es aún mejor, ¿eh?) pudimos ver cómo se convirtió en mentalista. El capítulo se adentraba también en la relación del protagonista con su padre, pero realmente no aportaba demasiado a la trama general de la serie. De nuevo, flashback “de relleno”. Para encarnar al guapo Patrick en su juventud, escogieron al actor Chris Brochu.

Uno de los flashbacks más trabajados que he visto lo encontrábamos hace tiempo en Mujeres Desesperadas. Aunque esta vez sí que tenía un desencadenante algo más importante (al fin y al cabo, era la season finale de la segunda temporada): aportar algunos datos clave sobre los Applewhite (para nuestro gusto, el peor misterio de toda la serie). Pero el caso es que el capítulo nos permitió conocer a las Desesperadas cuando llegaron al barrio: Susan igual de torpe, pero con flequillo; (para aparecer más tarde con una especie de cardado) Bree igual de… Bree; Lynette con una melena importante y enfadada porque va a tener gemelos en lugar de un solo hijo (no sabía la horda que se le venía encima) y Gabrielle igual de look pero “descubriendo” a John Rowland. También andaban por ahí los pequeños Andrew, Danielle, Julie y Zach (interpretado, curiosamente, por Tanner Maguire, quien también ha sido el pequeño Barney en flashbacks de Cómo Conocí a Vuestra Madre). Y todo articulado por el personaje de Mary Alice (que había que aprovechar que Brenda Strong estaba, por una vez, “de cuerpo presente”, y no sólo su voz).

Las desesperadas en sus "tiempos mozos"

En el otro extremo, entre los flashbacks menos destacados tenemos el que en Ugly Betty justificaba la presencia de Lindsay Lohan en varios capítulos, interpretando a una antigua enemiga de Betty en el instituto. Pero la verdad es que ni con un flashback era posible justificar semejante actuación. Además, dada la habitual caracterización de Betty, el cambio no supuso sorpresa ninguna…

Ross y Chandler, futuras estrellas de la canción

Y si hablamos de flashbacks, no podemos olvidar las maravillas que de vez en cuando nos ofrecía Friends: los tiempos en que Ross, Rachel, Monica y Chandler iban al instituto y lucían ridículos peinados, siempre acompañados por los impagables padres de los Geller (Elliot Gould y Christina Pickles). Aunque lo más llamativo era el cambio de aspecto de los protagonistas (con la obesidad de Monica y las misteriosas transformaciones de la nariz de Rachel), lo mejor de todo era ver lo “cool” que se creían. Así, vimos los orígenes del cuelgue de Ross por Rachel y la ocasión en que Monica le cortó (accidentalmente) un dedo del pie a Chandler intentando vengarse porque el año anterior la había insultado.

Por otra parte, en True Blood, hemos visto en forma de flashback los pasados mortales de Eric – que era una especie de guerrero vikingo – y de Bill (de éste también sus andanzas como vampiro). Especialmente notable es la escena en la que está cantando Hard-Hearted Hannah mientras toca el piano en el Chicago de los felices años 20.

La joven y nerdy Liz

A veces, en algunas series es costumbre incluir a veces algún breve flashback. Por ejemplo, a Tina Fey le encanta ponernos en 30 rock pequeños flashes de la juventud de Liz Lemon, para que veamos lo “friki” que era en su juventud.

Una de las formas más curiosas de incorporar un flashback es la que se empleó en House, en el celebradísimo capítulo “Three Stories”, en el que finalmente se descubre que los pacientes de los que habla House… son él mismo, unos años atrás. En este capítulo descubrimos  el origen de su dolencia, y algunas cosas más sobre su relación con Cuddy y con Stella, las “responsables” de la decisión de savarle la vida a cambio de perder un músculo de su pierna. Realmente se trata de uno de los grandes capítulos de House, por el juego que supone contar las tres historias que resultan ser “versiones” de su propia experiencia, y sobre todo porque empieza a explicar de algún modo por qué House es como es (alguno dirá que la presencia de Carmen Electra en el capítulo es un aliciente, nosotras no seremos quienes lo discutamos).

En las series de animación también encontramos casos. Son muy numerosas las veces en que en Los Simpson han hecho vueltas al pasado en las que hemos visto las infancias de Bart, Lisa y Maggie o el noviazgo de Homer y Marge. Y en una más nueva, pero genial, Phineas y Ferb, hay una canción entera contada a través de este recurso (vale, no es el mejor ejemplo, pero estando Pilar en el blog, no podía pasar un día más sin poner algo de esta gran serie)

Hay muchísimos ejemplos, pero esto ya se nos va de madre, ¿qué pensáis vosotros? ¿Qué os parecieron éstos? ¿Recordais alguno más en especial?


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.