Posts Tagged ‘love bites’

Meme: Farewell Temporada 09/10

01/06/2010

Como los exámenes nos tienen tan ahogadas que no nos dejan actualizar, recogemos la propuesta de Adri y hacemos rápidamente el meme de final de temporada (aunque a la espera de que termine alguna…). Siempre que estemos de acuerdo, pondremos la opinión común de las tres (aunque alguna no vea la serie en concreto). Y ahí va:

La nueva serie que recomiendas.

El consenso viene con Community. Una serie muy ignorada en principio pero que sin hacer ruido, se fue colando en nuestros corazones. Nos ha regalado grandes momentos, y creemos que todo el mundo debería, al menos, darle una oportunidad. Pero estando Elsa, no podríamos obviar The Good Wife (#spinoffparakalinda), que empezó siendo correcta, pero acabó rompiendo todos los límites.

La nueva que nunca debió ver la luz.

Parece que esta respuesta es un poco obvia, pero nos decantaremos por Flashforward. No aguantamos demasiado viéndola, y parece que hicimos bien. Por suerte, la ABC ha sabido subsanar su error a tiempo.

La que no pensaste que te gustaría.

Pilar empezó viendo Nurse Jackie el pasado verano por puro aburrimiento, y la siguió viendo por un motivo que aún no está muy claro. Sin embargo, ahora se alegra de no haber abandonado. La segunda temporada ha vuelto con fuerzas renovadas, y con los personajes más que crecidos. Mención especial para esa fantástica doctora O’Hara, una auténtica robaplanos que hace imposible pensar en dejar la serie.

La que más esperabas cada semana.

Lost, nuestra religión llegó a su fin

Porque había instituido todo un ritual, porque era casi una religión. Si la gente va a misa los domingos, nosotras veíamos Lost los miércoles. Cada capítulo era descargado por la mañana, y se veía por la noche, cuando llegaban nuestros “invitados semanales”. Cada vez había emoción, risas e incluso alguna lagrimilla. Y porque las cosas compartidas saben mejor, pasábamos la semana esperando la siguiente ración de La Isla.

La que ha perdido fuelle.

El puesto de honor se lo lleva, sin duda, Glee. Por lo fuerte que empezó, lo novedoso que era, el humor negro, la emoción, las canciones… y lo bajo que ha caído después del parón. Fue todo un bajón lo que cambió de un día a otro. Ahora es un pseudoAmericanIdol, con sus capítulos temáticos y su moralina continua. Aún así, no perdemos la esperanza de que tras el enorme boom de popularidad recupere en parte su esencia original. Mención importante aquí también para Modern Family, pero queda eclipsada por la serie musical.

La que te ha sorpendido gratamente.

Para Nerea fue toda una sorpresa el enganchamiento que le provocó Mercy, una serie tan poco  brillante como prometía que quizás hubiera sobrevivido si no hubiera sido por las comparaciones inevitables con Anatomía de Grey (con el pelo del protagonista masculino incluido). Pero a pesar de la sosez de la prota, ver a la “gemela buena” de Georgina Sparks (Gossip Girl) y al clon gay de Guillermo (Weeds) mereció la pena. La mejor sorpresa: el cliffhanger final. El mayor disgusto: su cancelación, que deja huérfanos a unos poquitos. Y ya hemos hablado de Community, pero volvemos a hacer mención, porque si ya nos gustaba desde el principio, hubo capítulos posteriores (el de Halloween, el del paintball…) que eran auténticas joyas.

La miniserie.

Las chicas de Con Series y a lo Loco tenemos un vínculo muy especial con Jane Austen y sus obras, por lo que Pride and Prejudice, con el mejor Mark Darcy de la historia (ese galán llamado Colin Firth), y la más reciente Emma han sido nuestras citas con la escritora británica este año. Mejor ni hablar de Alice porque nuestro mejor recuerdo de la miniserie es la gran siesta que nos echamos en nuestros comodísimos sofás.

La que todo el mundo adora y tú no lo comprendes.

No entendimos el furor inicial que hubo con Life UneXpected… y como no la vimos hecha para nosotras… no quisimos intentar entenderla más. Además, en esta casa existe una división muy fuerte por culpa de las risas enlatadas, ya que al 50% nos impide disfrutar plenamente de determinadas series, como The Big Bang Theory o Cómo Conocí a Vuestra Madre.

La que tú amas y la gente ignora.

El grado de “ignoración” de la gente ha llevado a que desgraciadamente tengamos que hablar de las dos series que tendrían que ir aquí en el apartado “La cancelación que has maldecido”.

La que dejaste y ahora te arrepientes.

Aquí tenemos una serie para cada una… aunque con reservas. Debido a todos los balances positivos que está leyendo de la serie, Pilar cree que debería haber seguido un poco más con la serie más facilona de la historia, a.k.a. Cougar Town. Así es que este verano tocará retomar. Por su parte, Elsa se pregunta si hizo bien en abandonar a mitad de la segunda temporada a Jane y a su tropa. The Mentalist empezó muy bien con la incorporación de Bosco pero luego volvió a su cauce natural. Esto propició que hubiese un hombre llamado Rick Castle que sustituyese al mentalista cautivando a esta integrante gracias a su serie sin pretensiones y que siempre te roba una sonrisa. Nerea por su parte, declara lo siguiente: “Abandoné Gossip Girl sin saber si volvería a verla… pero ha llegado a mis oidos que ha mejorado un poquito hacia el final de temporada, y si os soy sincera, mi organismo exige su dosis de culebrón superficial. De modo que, como afortunadamente nada excepto la cancelación es irreversible, este verano enmendaremos el asunto. Eso sí, sin demasiadas expectativas”.

La que debería haber terminado.

How I met your mother: ya no nos reimos como antes y hasta Barney y Lilly han perdido su aura cómica. Queremos conocer a la madre ya y acabar con este sufrimiento.

La del maratón.

No ha habido grandes maratones en esta casa esta temporada (la puesta al día de Lost el pasado año ya nos dejó exhaustas a muchas de nosotras). No obstante, tenemos series en mente con las que el “factor enganche” podría surgir durante las ya más que deseadas vacaciones veraniegas.

La que has echado de menos.

Los meses se hicieron eternos hasta el regreso de Glee. Moríamos de ganas de volver a disfrutar de una de las revelaciones de la temporada, escuchando en bucle su banda sonora, pero quizás tanta espera contribuyó más a la decepción.

Por otra parte, la espera de True Blood se está haciendo larga. Queremos volver a ver sangre, sexo… e incluso los dientes de la Paquin. Las sugerentes y quizás spoileantes imágenes que están apareciendo nos tienen con muchas ganas de que llegue el día 13.

La cancelación que has maldecido.

Aquí, el trauma no superado de la temporada. Si una de nuestras componentes no ha llorado lo que “debía” con Lost, no

Despedir a Betty, lo que más ha dolido.

es porque sea más dura que las demás, sino porque el final de Ugly Betty la dejó sequita. Una tarde y parte de la noche le costó a Nerea reponerse del episodio final; la cancelación de la serie todavía no la ha superado. Para ella, no hay otra serie que le haya hecho reír y llorar con tantas ganas, y la ausencia de personajes como Betty, su familia y joyas ocultas como Judith Light (Claire Meade en la serie) y el resurgir de Justin serán difíciles de superar. Nos queda seguir la trayectoria de los actores en sus nuevos proyectos; queda prometido un “qué fue de…” con los que llegan.

La renovación cansina.

Típicas americanadas que se siguen emitiendo gracias a los lobbies del Imserso (diferentes NAVYs y demás) y a pesar de que su protagonista sea un supuesto maltratador y consumidor de diversas sustancias y siga pidiendo más y más dinero (Dos hombres y medio). En fin, que venga Jacob y nos lo explique.

Ese cliffhanger malo para tu manicura.

Como ya discutimos en una entrada de MacGuffin, el final de temporada de The Good Wife no es un cliffhanger como tal, pero el hecho de que acabes gritando y pegada a la pantalla en el último minuto lo dice todo. Pero no hay mayor cliffhanger que aquél que no va a ser nunca resuelto: por eso volvemos a hablar de Mercy, cuyo momento más alto resultó ser también el último de su breve trayectoria. Qué penita.

Esa pareja que te ha hecho llorar.

Tres parejas lostianas han sido la clave del llanto esta temporada (vale, no para todas, pero algunas somos unas blandas…): los clásicos Desmond y Penny (puede que menos esta temporada, pero aún nos duran las lágrimas de The Constant), el doble llanto con nuestros siempre queridos Sun y Jin, y la pareja con la que más sufrimos, Juliet y Sawyer, con los que acabamos llorando de pena, de alegría, de alivio y de… ya no sabíamos ni de qué.

Esa otra que te ha hecho reír.

Quizás en el lado de la comedia han sido las parejas no amorosas las que nos han conquistado. Por un lado tenemos a los grandes bros Troy y Abed, de Community. En el epílogo de cada capítulo conseguían sacarnos entre una sonrisa y una carcajada (aunque su mejor momento lo alcanzaron con ese rap en español “discoteca, muneca”). Además, también supieron introducir momentos tiernos, como el dúo de la canción del ratoncillo Fievel. Y, a vueltas con la obsesión de las cancelaciones, no podemos olvidar a la mejor pareja cómica que ha parido la ABC: Mark y Amanda, de Ugly Betty. Para nostálgicos, hago una popuesta: que Michael Urie aparezca en Love Bites (de la que ya hablamos aquí) haciendo de ligue de Becky Newton… ¿qué os parece?

La season premiere que te dejó los ojos como platos.

Una de las grandes premieres del año, y con la que hay bastante consenso bloguero es el capítulo doble de la sexta temporada de House MD. Disfrutar de Greg fuera del Princeton fue toda una delicia. Inevitablemente, luego la serie volvió a su cauce natural, pero la visita de Alvie al final de la temporada nos hizo recordar ese inicio tan brillante.

La season finale que viste al borde del sofá.

Sin desmerecer a Lost, que supuso una montaña rusa de emociones, otra finale que cayó como un terremoto en esta casa fue Anatomía de Grey. Como a muchos os habrá pasado, nos dejó sin aliento desde el minuto uno, y luego ya nos costó recuperarlo, porque a cada poco tiempo estábamos saltando en el asiento. Grande Shonda, una temporada quizás algo floja, pero una finale para quitarse el sombrero. Veremos a ver qué camino toma después del verano.

Menciones especiales.

Sin que lleguemos a meterla en ninguna de las anteriores clasificaciones, Mujeres Desesperadas nos ha gustado. No ha sido brillante, no ha tenido un gran misterio a pesar de ese gran personaje interpretado por Drea de Matteo… pero nos ha entretenido. Y mencionaremos también el descubrimiento de Bored to Death por parte de Pilar y de How to Make it in America por Elsa, la decadencia de Weeds, la incertidumbre con United States of Tara y la siempre efectiva 30 Rock.

¡Se acabó! Os recomendamos seguir este meme, porque da para recordar muchos momentos, sean buenos o malos, que ha tenido esta temporada de series.

P.D: Los que también se han unido a la iniciativa de Adriii de Hablando de Series han sido:

Basura y TV

MacGuffin

4:3 – 16:9

Como un Fenix

Serieina

The O Blog

Freakscity

En algún lugar de la tele

Gudtivi Inc

Yorchseries

Cajón de Sastre

Zona de series

Blogueando

Buscando a Carrie desesperadamente

25/02/2010

Becki, "virgen" y... ¿fabulosa?

Noticia de la semana para los fans de Ugly Betty: Becki Newton, la hilarante (futura ex) secretaria de Mode, por fin ha encontrado trabajo para la temporada que viene. Mejor dicho, lo ha elegido, porque ofertas no le han faltado; hasta once propuestas se dice que ha tenido desde el anuncio del final de Betty. El personaje, según parece, tiene poco que ver con la inestable Amanda: se trata de Annie, una trabajadora social optimista y romántica… que resulta ser virgen.

Pero lo curioso en este caso no es quién, sino dónde va a trabajar. Se trata de Love Bites, un proyecto de la NBC del que por el momento sólo se ha encargado el piloto, centrado en tres historias de amor, matrimonio y relaciones. La propuesta corre a cargo de la mismísima Cindy Chupack, productora y guionista de Sexo en Nueva York.  E, inevitablemente, surge de nuevo la eterna pregunta: ¿es éste el enésimo intento de revivir el éxito de Carrie y sus chicas? Parece que, desde que la serie terminase, todo aquel que trabajó en ella ha intentado recuperar la fórmula, aunque hasta ahora sin éxito.

Las chicas de Cashmere Mafia y las de Lipstick Jungle

Cashmere Mafia, producida por el propio Darren Starr, alma mater del proyecto de Sexo en Nueva York, apenas alcanzó los siete episodios de vida. La serie no era mala (si Cougar Town aún sobrevive… la calidad no es un argumento), el reparto era pasable y sobre todo conocido pero las altas expectativas de cara a la “heredera de Sexo en Nueva York” no fueron satisfechas y los fans la abandonaron pronto. Y, si el “padre “de Carrie no lo logró, tampoco la “madre” tuvo un éxito definitivo. Candace Bushnell, autora de las columnas y  la novela que originaron la serie de HBO, lanzó de manera casi simultánea Lipstick Jungle (o, como dice nuestra seriéfila extremeña, “Slapstick Jungle”). La serie contaba con Brooke Shields como gran reclamo, apoyada por la futura doctora Teddy Altman (Kim Raver) y la mismísima novia de Ted Mosby (Lindsay Price), y logró mantenerse en antena dos temporadas. Además, la coincidencia en el tiempo de ambos proyectos provocó, según dicen las malas lenguas, un agrio enfrentamiento entre Darren y Candace… aunque sospechamos que ya todo está olvidado, y que quedan para tomar Cosmopolitans pagados por los beneficios que está generando la franquicia Sexo en Nueva York, ahora en cine.

Desde aquí, le deseamos la mejor de las fortunas a Love Bites, pero, como diría Carrie, “no podemos evitar preguntarnos”… ¿Por qué las herederas de Sexo en Nueva York nunca funcionan? Si me lo permitís, me atreveré a aventurar una teoría: Cashmere Mafia era de la ABC; Lipstick Jungle era de la NBC…. pero Sexo en Nueva York era, y además sólo podía ser, de HBO. Carrie, Charlotte, Miranda y sobre todo Samantha no podrían haber existido en ninguna otra cadena (con permiso de Showtime). Además, si Sexo en Nueva York tuvo éxito fue porque habló, cuando nadie lo había hecho antes, de tabúes televisivos, de una forma hasta entonces inaudita. Conclusión: no basta con juntar a tres o cuatro amigas solteras y fabulosas que se cuentan sus historias para lograr el ansiado éxito. No olvidemos que ya con Mujeres Desesperadas se habló de una sucesora para Sexo en nueva York, y por fortuna para todos, resultó ser algo muy diferente pero igualmente exitoso (el debate sobre cuál es mejor o peor queda para los comentarios). De modo que lo mejor que podemos esperar de Love Bites es que Cindy Chupack recuerde que está haciendo otra serie, y no caiga en el error de Starr y Bushnell.

Y a vosotros, ¿se os ocurren otros ejemplos de intentos de repetir el éxito de otra serie por imitación? ¿Qué esperáis de Love Bites?